staff.
links.
adwards.
En este mundo tan basto y próspero se encuentran todo tipo de cosas, todo tipo de historias y la nuestra se centra en tres ciudades que aunque parezcan totalmente diferentes tienen algo que las une desde su fundación. Todo comenzó hace cientos de años, cuando se fundó la primera ciudad: Shizuka Toshi, un lugar creado para que todos tipos de personas pudieran vivir en paz y armonía... Pero esto a ido cambiando con el tiempo, mientras las grandes ciudades fueron creciendo fue naciendo la corrupción en ellas. Los ideales con que fueron fundadas ya desaparecieron casi por completo y ahora solo queda ver qué hará la nueva generación para cambiar lo que las pasadas le hicieron a las ciudades que en algún momento llamaron "hogar".
will graham
hannibal lecter
pues los premios

[Libre]Perdida en los pasillos

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Vie Jul 25, 2014 2:56 pm

OffRol:

Intentando iniciar un rol (?) no me maten >///<
La joven y pequeña cría se deslizaba por los pasillos del amplio complejo. Tarareaba una canción mientras, a su vez, se reía de la misma, era un chiste que sólo ella lograba comprender; por lo tanto, cualquiera que la viera pensaría que estaba loca. Hacia tanto tiempo que ella había llegado a la ciudad, presumía eran 29 años, y recién ahora se dignaba a ir a un establecimiento educativo. Se acomodaba cada vez y cuando el uniforme, sumamente avergonzada de que lo estuviera usando, ¿estaría bien hacer esto? Intentaba convencerse mentalmente de que era parte de la experiencia.

Por más que el uniforme se viera como su usual vestimenta, le avergonzaba, pues acostumbraba a usar faldas más largas. Avanzaba a pasos torpes por los pasillos, intentando no caerse, era una de las pocas veces que intentaba caminar; claramente no acostumbraba a hacerlo. Una vez que se vio rendida y algo cansada, se dispuso a flotar, tal y como hacía en el espacio. Seguía tarareando aquella molesta canción de cuna, que le encanto desde el primer momento que la escucho.

Había perdido la cuenta de las veces que pasaba por el mismo pasillo, ¡todavía no encontraba el camino! Además de que daba todo de si porque nadie la notara; si alguien la notaba querrían siquiera decirle buenos días y ella ni a eso estaba acostumbrada. La pequeña e inexperta Lita probablemente había escogido el peor comienzo para conocer mejor la Tierra. Era increíble que en tanto tiempo viviendo en Shizuka Toshi no conociera nada que no fueran los alrededores del Hostal en donde vivía.

Se dispuso entonces a seguir levitando, sin hacer nada, excepto hacer esfuerzos por encontrar el aula y alejarse lo mejor que pudiera de los otros alumnos... Pero, esa felicidad que ella tenía en ese momento la delataba pues su ser se hallaba brillando, aunque débilmente. De seguro más tarde también se volvería un problema.


Última edición por Lita Dreintel el Mar Ago 05, 2014 8:40 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Vie Jul 25, 2014 5:38 pm

OFFROL:
Hola :3 soy nueva, espero que no te moleste que haya contestado, si hay algún problema, hazmelo saber pofavor, no quiero ser una molestia ^^
Ya era tarde, y como siempre todavía no había llegado.-La verdad es que ese nuevo horario me mata, a mí me encanta poder dormir hasta altas horas del día, pero sé que eso es imposible.-decía en susurros algo molesta de camino a la escuela.-No me gusta mudarme, precisamente por esto.- Repetía con mala gana. Pero no era momento para pensar en aquello, era nueva en Shizuka y sus modales de puntualidad, le enseñaban a no poder llegar tarde. -Aun así, no logro ser capaz de adaptarme al horario de esta institución.-Murmuró, esta vez, avanzando el paso.
La verdad es que Mitsuki pensaba que el nuevo uniforme era una monada, pero nada relacionado con lo que ella solía ponerse, un uniforme de color malva, no pegaba con sus orejas y cola rosa, o al menos, así lo veía ella.
A pesar de que venía corriendo, ya tenía experiencia, pues era capaz de correr a gran velocidad, sin necesidad de hacer ningún ruido. Entró en la institución, tuvo suerte, pues los profesores de guardia se ve que estaban en la sala de profesores, dado que no había nadie mas por los pasillos a parte de ella, o eso pensaba, cuando de pronto, una extraña melodía se apoderó de sus oídos. Era una canción de cuna, pero no podía escuchar con claridad la letra de esta.
Le llamó la atención, pero esta vez no tenía tiempo que perder, debía ser rápida y sigilosa, necesitaba llegar cuanto antes a la clase.
Corría y corría, de un pasillo al otro buscando su clase, pues era nueva y todavía no se ubicaba, cuando de pronto, tras cruzar una esquina, algo en el aire de un brillante apagado, hizo que Mitsuki se cayera al piso, pues al no a verlo visto, y venir tan deprisa, casi podría decirse que se desayunó lo que quiera que estuviese allí.
-Au.-se quejó desde el suelo.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Vie Jul 25, 2014 5:52 pm

Off rol:

Tranquila ningún problema ^.^
Lita tomo aire y dio un grito ahogado, casi se desmaya de la impresión. La joven inexperta tenía en frente suyo a una chica, de la cual no sabía nada, pero por lo que entendía ella debería disculparse. Se negó mentalmente, debía ser cortes y disculparse. La cría que antes se encontraba levitando, sumida en su mundo, ahora estaba desesperada por no saber que hacer en situaciones como estas.

Se sobó un poco los brazos, pues había caído al piso. Acomodó el vestido, temiendo a que alguien más notara su vergüenza. Logró de alguna forma volver a levitar, si se levantaba sería peor, pues aún le toma tiempo ponerse de pie; se encontraba levitando a escasos centímetros del suelo, también había escuchado la queja de la chica desconocida.

Lita se acercó ligeramente con la cabeza gacha; acercó lentamente su mano, la cual temblaba de los nervios, jamás había tenido tanto contacto con una persona a no ser las pocas palabras que dirigía a las personas del hostal. Una vez extendida la mano, sin apartar la vista del suelo se dispuso a hablar

—L-lo la-lamento— fue una voz sumamente apagada, apenada y tranquila, como si temiera lo que le pudiera llegar a decir. Cualquiera diría que fue un susurro más que una disculpa. Tampoco pudo evitar tartamudear; ahí estaba ella, nerviosa, esperando lo que la desconocida le pudiera decir

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Vie Jul 25, 2014 6:31 pm

OFFROL:
Me alegroo :)
Mitsuki tenía los ojos entrecerrados, pues fue un auto reflejo del golpe. Vio la mano de aquella tímida chica extendida, y reconoció el gran esfuerzo que esta hacía por hablar a pesar de su timidez.
-No te preocupes.- dijo agarrando suavemente aquella mano y ayudándose con su cola a levantarse.-La culpa es mia.-respondió una vez de pie mientras se frotaba la zona sobre la que había caído y sonriéndole después a la chica.-Si no me hubiera dormido, no habría llegado tarde, y no tendría que haber corrido y no me habría chocado contigo.-comenzó a explicarle a aquella chica, cuando de pronto cayó el cuenta.
-Perdona, tu... tan tímida y yo aquí habla que te habla, no aprendo.-dijo frotando su mano derecha por detrás de su cabeza y riendo un poco sonrojada.
-Por cierto, soy Mitsuki Hinata, encantada.-dijo extendiendo esta vez ella su mano y sonriendo mientras meneaba sus monas orejitas.
Sin embargo no dejaba de mirarte expectante, pues se había percatado de que estabas levitando, aun siendo unos pocos centímetros del suelo.
-¿Tu también eres nueva?-preguntó con curiosidad examinado cada parte de tu físico.-Vaya...-dijo expectante.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Vie Jul 25, 2014 6:48 pm

Ese "no te preocupes" le había aliviado mucho más de lo que parecía. Pues, Lita sólo le atinaba a asentir cuando la desconocida decía algo. Pero el decir que era su culpa no era verdad; sonrió un poco al oír la explicación de la peli-rosada, no hizo más que eso y asentir nuevamente. En ningún momento había apartado la vista del suelo, aún cuando la chica había tomado su mano.

Alzo un poco la vista y noto que la chica tenía orejas y cola, algo que le llamo bastante la atención. ¡Whoa! Sólo había observado a esos seres caminar por allí, pero jamás había tenido contacto con ellos. La joven se presentó, a lo que la pequeña se sorprendió ¿estaba conociendo gente? ¡Sí, esto era socializar! O eso creía. Antes de que Lita pudiera darle una respuesta, la llamada Mitsuki le hizo una pregunta y la empezó a observar.

Al notar una mirada en ella, retrocedió un poco. Intentaba hablar desde hace rato pero las palabras no le salían, eran puros balbuceos inentendibles; no sólo porque no tenían coherencia, sino porque estos eran sumamente bajos. Puso un mechón de su largo cabello detrás de su oreja e intentó mirar hacia arriba.

—Lita Dreintel— se presentó, sin decir alguna otra cosa, pues no sabía que más decirle. La nueva experiencia de socializar, de algún modo, le ponía feliz; eso hacia que su pequeño cuerpo empezara a brillar. Lita era más baja que la chica.—Sí, s-soy n-nueva— ella hubiera querido decir algo más pero los nervios no le permitían, especialmente esa timidez que tenía con la gente desconocida y conocida. Le incomodaba un poco que la chica le mirará con detenimiento ¿estaba algo mal? ¿Ella era rara? ¿Tenía algo la cara y no se había dado cuenta? Sólo le quedaba esperar una respuesta, o esperar que se fuera

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Vie Jul 25, 2014 7:46 pm

Mitsuki dada la gran sociabilidad que tenía, no llegaba acomprender como era que a una personita así de adorable, le costase tanto hablar. Prontamente empezó a notar como aquella chica estaba incómoda, por lo que decidió no hablar demasiado y dejar que la chica fuera asimilando la situación.
-Lita...-Pensó en voz alta, llevándose el dedo indice a su barbilla y mirando al techo.-No... no lo había escuchado nunca.-concluyó.
Mitsuki notó que de repente el cuerpo de Lita comenzó a brillar, fue entonces cuando junto al "levitar" se dió cuenta de que ella no era una simple humana, había algo mas. Pero Mitsuki no quería incomodarla mas con sus preguntas y comentarios, se sentía mal al ver así a aquella chica y no poder hacer nada para ayudarla a sonreir un poco más.

Las dos jóvenes, allí paradas en mitad del pasillo, no se percataron de que el resto de personas ya estaban en clase, hasta que unos pasos se fueron acercando apresuradamente hacía ellas.

-Lita, ¿Tu sabes lo que es correr y esconderse, verdad?.-le afirmo en forma de pregunta a la chica.-Bueno, pues los pasos que estas oyendo son de profesores y como nos pillen en el pasillo, puedes olvidarte de salir esta tarde, pues el castigo, no será leve, o al menos, eso me han contado.-dijo asustada, mientas que los pasos del fondo, ya se hacían notar mas cerca.-Vamos, ¡Flota!.-dijo ella en su inconsciencia.-Es decir, corre...-rectificó sonrojada y agarrando a esta chica de la mano.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Vie Jul 25, 2014 8:04 pm

La pequeña ser de otro mundo todavía no entendía toda clase de emociones que podría descubrir en lo que aquí llamaban "secundaria" pues en el espacio no había nada parecido. Es entonces que la joven presta un poco más de atención a unos raros sonidos, le intrigaban pero ni loca se metía a averiguar que eran. A la vista de Lita, Mitsuki, se encontraba algo impresionada, vete a saber porque.

"¿Correr?" hizo un pequeño esfuerzo para recordar; a veces no recordaba muy bien las cosas. ¡Claro! Correr era eso que se hacía con las piernas ¿no? Cuando aumentabas la velocidad de una caminata. "Esconderse" ahora iba con la siguiente palabra, pero a esta si que no lograba encontrarle significado, aún así ya vería después que era eso.

¿Profesores? ¿Castigos? Le daban vueltas la cabeza, aún mantenía la cabeza gacha pero la alzo para poder observar mejor. Ya sabía que tuvo que aprender mejor las palabras de Shizuka Toshi. Notaba que la chica se hallaba asustada, podía sentirlo. Cuando escucho esas exclamaciones se asusto, hasta sentía que podría llorar, podrá ser exagerado pero eran demasiadas emociones fuertes para un día o una mañana.

Sin embargo, hizo caso a la chica peli-rosada y no se dio cuenta de que esta le había cogido la mano. Sin darse cuenta, ya estaba arrastrando a la pequeña Mitsuki por los pasillos; Lita continuaba levitando pero procuraba no ir muy rápido o muy alto. Se dio cuenta de que llevaba a la chica y por lo tanto fue más consciente de que debía tener cuidado—Lo si-siento— dijo Lita una vez que paró, pues no le pareció bien el haber llevado a la chica sin su consentimiento.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Sáb Jul 26, 2014 4:47 am

De pronto, tan rápido como cogió su mano, Lita comenzó a elevarse y levitar por el aire hacia algún lugar...
¡Eso era impresionante! Mi familia me había hablado de esto seres... pero no recuerdo el nombre. Era la primera vez que Mitsuki levantaba sus pies del suelo y aun así seguía en movimiento, la sensación le pareció algo inexplicable, algo increíble... Tanto es así que ya prácticamente había olvidado la causa de su escape.


De pronto, la chica frenó en seco y se lamentó.
-No, perdoname tu, debe ser maravilloso poder "flotar" donde y cuando quieras, y yo, poco menos que te he "obligado" a arrastrar conmigo.-dijo sincera mientras miraba sonrojada al suelo.
Pero no había tiempo para disculpas, pues los pasos las seguían sin descanso.


-Lita...-paro un instante para concentrarse en los pasos que venían.-¿Me podrías llevar?-pregunto sonriente mirando a la chica.-No conozco mucho esta institución, pero juraría que cera de aquí, hay un aula de música.-le contó mientras tomaba su barbilla con la mano derecha y soportaba a esta desde el codo con la izquierda y poniendo una cara de concentración muy extraña, pero divertida.-Si logramos llegar hasta ella, puede que no nos castiguen, pues recuerdo que la encontré hace unos días y era un aula antigua y abandonada, nadie mirará allí.-le explicó rápidamente, pues no había tiempo de extensa conversación dado que aquellos pasos cada vez se acercaban mas.


-Yo te guiaré.-dije extendiendo mi mano hacia ella.-Confía en mí.-concluí ladeando mi cabeza hacía la derecha y sonriendo dulcemente, aun con mi mano extendida en muestra de confianza.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Sáb Jul 26, 2014 6:26 am

La pequeña joven del espacio parecía una ser una chica bipolar mas no lo era, esos cambios de actitud tan repentinos eran parte de su personalidad y le hacia "no-tan-cliché". Al escuchar el "no" de Mitsuki pudo haber llorado en ese mismo momento, sin saber las consecuencias que eso hubiera tenido, pero las siguientes palabras la calmaron. Lita aún podía escuchar esos pasos de extraña procedencia.

Ante sus siguientes palabras sólo asintió, intentando contener su felicidad... Ahora le parecía bonito socializar pero debería guardárselo o empezaría a soltar ese brillo acogedor que daban los seres estelares. Había un aula de música y si mal o recordaba música era una expresión de arte y sonidos. Sólo había un problema, esa aula parecía estar abandonada.

Ya había estado sola y abandonada en el espacio, donde no se escucha sonido alguno. Pero, se dio cuenta el hostal de que en la Tierra habían cosas por las cuales asustarse y no le gustaba sentirse asustada, era feo. Pero, había que confiar en la peli-rosada. Sonrió con una expresión asustada, pero sonreía levemente.

Tomo su mano insegura, temblando. Y empezó a elevarse, temiendo a decir algo. Sólo avanzo por los pasillos intentando no caerse por la carga que llevaba. La joven cría esperaba a que la chica le dijera donde era—¿D-donde e-es?— pregunto con leve tono de voz, sumamente suave y pasivo, tal vez calmante. Obviamente, le tembló la voz pero pudo hablar, que para ella eso lo importante.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Sáb Jul 26, 2014 11:43 am

La chica asintió y un poco nerviosa agarró mi mano. Después de esto comenzamos a volar, parecía mentira, yo Mitsuki Hinata, levitando en la escuela, quien lo iba a decir, la verdad es que cada día Shizuka, y esta nueva chica, me gustaban mas.

De repente, Lita, me preguntó el camino, yo asentí y estiré mi mano en señal de indicador.
-Sigue recto.-le indico con la mano hacía adelante y en baja voz. Tras un par de minutos pasando aquel pasillo que parecía eterno, indiqué.-Ahora sigue por allí.-dije señalando un pasillo a la izquierda. Pues en este se encontrarían los baños y al fondo la dicha clase de música, era inconfundible.

Ya nos encontrábamos en la puerta de dicha clase, pero un proble aconteció de nuevo. La puerta estaba llena de polvo, y el pestillo estaba echado.

-Genial.-dije irónicamente en muy baja voz. Los pasos parecían a ver cesado, pero estaba segura de que eso no sería por mucho tiempo. ¿Que podíamos hacer? Mitsuki sabía por lo que le había contado su hermana, que los pasillos son peligrosos, sobre todo, si el resto de estudiantes están en clase, pues no sabía lo que podría llegar a pasar, podría ser un profesor, un chico perdido, un hombre violento... Aun que la verdad, a Mitsuki eso no le preocupaba, si era un niño perdido, podrían ayudarlo, si era un hombre peligroso, ella no dudaría en enfrentarse a el y ponerlo en su sitio, pues ya había tomada contacto con Lita y la protegería de cualquier peligro mientras esta estuviese a su lado, pero en cambio, si era un profesor ¿Que podía hacer? Las castigarían, y todo por ser nuevas y estar perdidas, pero eso, él no lo entendería. ¿Que podían hacer? De pronto, los pasos extraños, comenzaron nuevamente.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Sáb Jul 26, 2014 2:57 pm

Lita seguía a duras penas el camino que le indicaban, a pesar de tener una guía tan clara y precisa, se le dificultaba a ella seguir los caminos, tanto así que su reconfortados brillo de alegría desapareció. La pequeña cría intentaba fervientemente no sentirse intimidada por los pasos que, cada vez, le ponían más y más nerviosa.

Se encontraba con la tal Mitsuki, intentando abrir la puerta, pero vaya que no pudieron. La joven rubia desconocía totalmente si tenía un poder, podría tenerlo y ella no pudo haberse dado cuenta. Claro, que sólo conocía que podía levitar y brillar, ¡gran poder! Notese el sarcasmo en esa oración.

La pequeña estaba a un punto de un ataque de pánico, quizás por toda la presión que estaban poniendo a un pequeño problema como llegar tarde. Entonces Lita volvió a intentar hacer algo, deseo con todas sus fuerzas que pudieran abrirla, sabía que no funcionaria pero al menos lo intentaría.

Se dio cuenta entonces que la puerta sólo estaba trabada, le aplico un poco más de fuerza y logró abrirla, cayendo al piso en el proceso. Su coordinación era tan nula como sus conocimientos sobre el mundo "humano". Tomo a la chica y la hizo entrar más no cerró la puerta, temiendo quedarse atrapada dentro.

La felicidad le invadió y esa oscura sala se ilumino con su peculiar brillo. Mientras ella sostenía su pecho en señal de alivio, respiraba tratando de volver a ganar compostura—¿Si-siguen a-ahí?— pregunto recuperando fuerzas, con un tono típicamente temeroso. Esperaba que ya no estuvieran ahí, así podría calmarse

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Sáb Jul 26, 2014 5:08 pm

Mitsuki, ya rendida, pues no sabía que mas podría hacer, observó atentamente a Lita, pues esta, se había percatado de algo.
Unos segundos después, Lita intentó con todas sus fuerzas abrir la puerta de nuevo, esta vez consiguiéndolo, era asombroso como un ser tan pequeño podía desprender tremenda fuerza. Obviamente, Lita, tras el esfuerzo, salió despedida hacia atrás. Sin embargo, no tardó en cogerme de la mano y llevarme a dentro.
Noté que no cerró la puerta, pero necesitábamos cerrarla.

La sala de música estaba completamente oscura, pero podía notarse que no estaba siendo utilizada, tal y como pensaba. De repente la chica comenzó a desprender un brillo inusual con el cual estaba siendo iluminado aquel cuarto. Mitsuki solo podía pensar que aquello era hermoso.

Escuchó la temerosa pregunta de Lita, y aun estupefacta, se levantó y camino cuidadosamente hacia la puerta.
Puso todos sus sentidos de pet alerta, olfato, gusto, tacto, oído...
Todo indicaba a que, efectivamente, no habían pasos fuera del aula.

-Creo que ya se han ido...-paró un segundo.-Desde luego, fuera, lo que fuera, menudo rato nos ha hecho pasar Lita...-dijo tocando su frente con el dorso de su mano derecha.

Mitsuki, desvió la mirada hacia la puerta y, fue entonces, cuando se dio cuenta de que esta, no había estado cerrada, si no trabada. Con sumo cuidado, la entornó, pues no quiso cerrarla por el mismo motivo que Lita, o al menos, eso había intuido.

-No escucho pasos de nadie, ni tampoco huelo a gente extraña, pero por si acaso, lo mejor será que hasta que suene el timbre, nos quedemos aquí.- le comentó a Lita, mientras abría las largas cortinas haciendo así que entrase luz. El impacto de oscuridad a luz en tan poco tiempo, cegó la vista de Mitsuki haciendo que esta pusiese su brazo izquierdo sobre sus ojos para impedir así, la luz que allí había, una vez acostumbrada, bajó el brazo.

La verdad es que Mitsuki era muy curiosa, y si había algo que realmente le gustaba, eso era la música, por lo que no puedo contenerse en revisar cada rincón de aquella clase abandonada.
Habían instrumentos, que aun que estaban llenos de polvo y algunos hasta de telas de araña, se encontraban en buen estado.

Mitsuki, pudo observar, como las paredes de aquella clase estaban insonorizadas, y la verdad es que hacía mucho que no tocaba un instrumento, así que, no puedo resistirse.

Cogió uno de los violines que allí se encontraban, le quitó el polvo, agarró un arco que se veía en buen estado, al menos a sus ojos, y comenzó a tocar una vieja, pero dulce melodía, que le habían enseñado en su familia, una hermosa canción de cuna.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Sáb Jul 26, 2014 5:26 pm

Ambas niñas terminaron cerrando la puerta, a petición y sugerencia que le daba Mitsuki, la cual ya no era tan desconocida para la rubia. Ella asintió ante la recomendación que le daba... Pero, ¿como la chica tenía tal habilidad de oler a la gente extraña? Más tarde podría preguntárselo si el miedo no le ganaba. Su brillo fue opacado por el ardiente sol, le encantaba verlo en las mañanas, era el cielo lo que le ayudaba a recordar su hogar.

La peli-rosada revisaba cada uno de los rincones del lugar, mientras, Lita sólo se quedaba pensativa; probablemente estuviera imaginando puras tonterías e incoherencias pero así era la niña. Lo que la hizo salir de su estado "en-mi-propio-mundo" fue el sonido de un instrumento. Intuía que podría ser un violín.

Era un linda melodía, una que desconocía por completo pero que le encantaba a sus oídos—¿E-es eso un v-violín?— pregunto con inocencia en su voz, cualquiera diría que ella se estaba haciendo la tonta pero no era así, en verdad no estaba segura de que eso fuera un violín

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Sáb Jul 26, 2014 5:45 pm

Mitsuki se dejó llevar por la hermosa melodía que estaba tocando, cuando de pronto escuchó aquella extraña pregunta. Automáticamente, paró de tocar y se sentó junto a ella.

-S-sí, lo es.-contestó un poco dudosa ante tan extraña pregunta, pero con una gran sonrisa en su rostro.-¿Quieres cogerlo?-preguntó dulcemente mientras se lo depositaba en sus manos con cuidado.
Luego de esto se levanto, esta vez, decidida a ser su pregunta.

-Esto...-pensó un instante.-¿Tu que eres en realidad Lita?-dijo algo sonrojada, pues no quería parecer entrometida, ni mucho menos incomodar a Lita.

Esperando la respuesta de esta, Mitsuki, continuó inspeccionando aquel extraño y abandonado, pero clásico y acogedor lugar.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Sáb Jul 26, 2014 6:10 pm

Tenía el instrumento en sus manos y ya había confirmado que en realidad se trataba de un violín. Sus ojos parecían brillar de la emoción. Y ¡como no! Lo nuevo le encantaba y le interesaba. Inspecciono de poco en poco el instrumento, en eso Mitsuki le llamo. Ya estaba un poco más cómoda con la chica, pero no se acostumbraba a tratar con la gente.

Miro hacia arriba con una cara que delataba duda, ¿que era ella? Así como así, no podría explicárselo. Puso un dedo en su mentón intentando recordar. Le miro y le dijo con una voz fraternal—Su-supongo que aquí nos lla-llaman "seres estelares"— según ella el nombre les definía a la perfección y ciertamente, hasta ahora, nunca había visto en la Tierra a alguien de su especie—T-tu ¿q-que eres?— preguntó

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Sáb Jul 26, 2014 7:37 pm

Mistuki se quedó pensativa durante unos instantes. ¿"Seres estelares"?
¡Pues claro! Su familia le había hablado mucho sobre esta raza, por lo que Mitsuki conocía grandes detalles...-¿¡Un ser estelar!?.-pregunto muy excitada.-Me encantan los de tu raza.-dijo sentándose a su lado sonriente y feliz.-Mi familia me contaba muchas historias, pues un amiga de mi padre, también era un ser estelar, pero de eso hace ya tanto tiempo... Que me he olvidado ya de mucho.-dijo esta vez, apenada.-Disculpa...Debes pensar que estoy loca o algo por el estilo, es que me gusta mucho hablar, ¿Sabes?.-dijo llevándose su mano izquierda a la cabeza.

Se paró un segundo, repasando la conversación, cuando cayó en la cuenta de que Lita también le había hecho una pregunta.-Pues yo soy un pet.- dije sonriendo mientras miraba a Lita.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Sáb Jul 26, 2014 9:46 pm

Fue un tono de voz tan alto que la hizo estremecer. Mitsuki se sentó al lado de la rubia, parecía ser que con la intención de hablar. Al parecer si había, al menos, una de su gente. No se preocupó porque la chica hablara mucho, en realidad, le gustaba que lo hiciera pues por si sola jamás lograría mantener dl ambiente vivo.

Negó con la cabeza el comentario negativo que tuvo Mitsuki sobre ella misma, Lita no pensaba que ella era alguna loca pero lo que si... Es que, con cualquier persona se sentía nerviosa. "¿Pet? ¿Pet?" no lograba captar, no conocía otra especie que no fueran los humanos por más que se sintiera más incómoda con otras personas. Se fijó un poco más en los rasgos de la peli-rosada.

Ella tenía orejas y una cola, se reviso su física mentalmente y ¡ella no tenía esos rasgos! Pero, recordaba que si quería podía tenerlos, Lita tenía la capacidad de cambiar de forma; tenía la capacidad de tomar varias formas, pero sólo había intentado la humana. Toco una de las orejas de la chica sin previo aviso, con pura inocencia—¡Oh! Es-esto es un pet— murmuro ligeramente

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Dom Jul 27, 2014 2:20 pm

Mitsuki escuchó el comentario de Lita, pues ahora entendía varias cosas, como por ejemplo la pregunta del violín, tras esas palabras, Lita tocó una de las orejas de Mitsuki, estas se movieron rápidamente y Mitsuki comenzó a reírse con fuerza, la verdad es que si tenía alguna debilidad, esas eran sus orejas, pues un cosquilleo inmenso se apoderaba de todo su cuerpo.-¡Jajajaja!.-comenzó a reírse.-Perdona, es que en cuanto alguien me toca las orejas, no paro de reírme, es una gran debilidad que tengo.-dijo limpiando de lágrimas su ojo derecho con la mano izquierda.

-¿Y tu?, ¿Tienes algún "punto débil"?-preguntó curiosa. Quizás sería como ella, y su debilidad eran las cosquillas.-¿Cosquillas quizás?

La verdad es que Mitsuki podía llegar a ser agresiva, pero solo cuando se siente amenaza, de lo contrario, suele comportarse de una manera muy dulce y juguetona, pues no olvida que posee rasgos de gatos, y estos, son muy fieles, pero también astutos y juguetones.

Mitsuki solo quedó expectante, esperando la respuesta de Lita, pues no conocía a mucha gente, pero con la poca con la que se relacionaba, le gustaba conocerla al máximo, dado que ella también se dejaba conocer, para ella, lo imprescindible en toda relación, era la confianza mutua.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Dom Jul 27, 2014 2:42 pm

Por un momento pensó haber hecho algo mal, sólo que la risa le decía que no era algo malo. ¿Porqué lloraría al estar feliz? Las criaturas de este mundo se le habían algo raras, pero eso le agradaba. Se rió un poco también. Eso de "punto débil"... No sabría decirle cual era exactamente su punto débil.

No se le ocurría nada, después de unos segundos se dio cuenta de que casi todo a su alrededor era su punto débil—Mmm...— por eso, sólo mencionaría el que hasta ahora era más recurrente—Co-correr— dijo con desagrado a la palabra, ¡cuando intenta correr ella se caía un sin número de veces! Se sentía un poco más a gusto, pero todavía no lograba dejar de trabarse la lengua. Hasta a Lita le parecía algo tonto, pues había visto como todos los demás corrían y se movían. Claro, no expresaría esa opinión por varias razones.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Dom Jul 27, 2014 3:01 pm

Mitsuki no se esperaba tal respuesta, la verdad es que aquella chica cada vez la sorprendía de nuevo.-¿Correr?-pregunto asombrada, aun que en baja voz."Que punto débil tan extraño" pensó.-Yo... mis cosquillas, no las puedo cambiar, pues es algo que viene innato en mi, pero aun así, el tener puntos débiles, no es divertido.-dice apenada.
Mitsuki mira al rededor, la verdad es que el aula era bastante amplia, y dedujo que a Lita, tampoco le gustaría tener un punto débil. Así que tras varios segundos pensando, llegó a una conclusión, como siempre, y tratándose de Mitsuki, algo descabellada quizás para la chica rubia.

-A poca gente, creo que a ninguna, le gusta tener un punto débil, y yo, por desgracia, no puedo cambiar el mio.-paró unos instantes.-Pero sin embargo, el tuyo, puede ser remediado, yo soy un felino, acostumbrado a correr como la que mas.-dijo orgullosa, pues esa era una de las pocas cosas que se le daba bien.-Y... si tu quieres... Me encantaría poder ayudarte y enseñarte a correr.-dijo sonriente mientras miraba fijamente a Lita.-Se que no es agradable tener un punto débil, y ya que yo el mio, no puedo tornarlo, al menos, quisiera ayudarte con el tuyo... ¿Que me dices?-concluyó, expectante, a cual sería la reacción de la joven, pues pensó que quizás, había sido un poco precipitado.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Dom Jul 27, 2014 3:19 pm

No es que no le agradaba lo que le proponía, pero estaba tan cansada que no quería ni siquiera pensar en ello. Además si había algo que quería practicar en casa era el hecho de que podía adoptar cualquier forma. Dudaba, también, que esa debilidad suya pudiera ser reparada; especialmente porque no tenía mucha resistencia al correr.

La rubia quería también dar un punto de vista algo humano, a pesar de que ni ella ni la peli-rosada eran humanas; al menos Mitsuki no lo era en su totalidad. Esta sería la mayor cantidad de palabras que diría, aunque muy insegura y en voz baja, volvió a desprender ese cálido brillo y una sonrisa dulce estaba en su rostro—Creo que... P-por ahora, n-no de-deseo hacer mayor es-esfuerzo físico— le confesó la pequeña cría—A-aunque, mu-muchas gracias—

Le miro por unos instantes volvió a bajar la mirada—Sa-sabes, me gustan un p-poco los pu-puntos débiles— le dijo la niña, debía ser algo sumamente raro, entendía que pudiera creer eso—Di-digo, los de-defectos y "puntos de-débiles" nos vu-vuelven seres humanos...— se hizo silencio por unos segundos—N-nos hace se-seres vivos—

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Dom Jul 27, 2014 4:02 pm

Tras escuchar la negación de Lita a la petición de ella, Mitsuki, se sintió un poco decepcionada, mas entendía el por que de tal respuesta, y la verdad es que tenía razón, lo mejor sería no provocarle un mayor esfuerzo físico. Aun que un poco apagada, pero completamente dulce, contestó.

-No pasa nada, lo entiendo.-con una sonrisa. Lo cierto es que no se ponía así por el hecho del "no", sino, por que desde que se ha mudado, ha probado con ayudar a otras personas, mas no le sale nada bien o como ella espera. A Mitsuki, le encanta poder ayudar a la gente cuando tienen un problema, pero últimamente, eso se estaba convirtiendo en una misión imposible.

-Si...Nos vuelven personas.-apoyó su comentario mientras la miraba.-Pero, mucha gente los utiliza para hacernos daño.-dijo cambiando el foco de su mirar, en el paisaje que se contemplaba desde la ventana del aula.-Es por eso que a mi no me agradan tanto, los puntos débiles, desde un punto de vista dulce, sensible e ingenuo, son cosas que nos hacen personas, y eso no quiere decir que no sea verdad.-paró un instante.-Pero lo cierto, es que no en todo el mundo, habitan personas de buen corazón, y para estos, los puntos débiles, son grandes puntos de ataque, puntos, que si sabes manipular, podrían llegar a destruir a una persona por completo.-explicó su punto de vista.-No me refiero a "menorias" como el correr o las cosquillas, pues esos son puntos débiles menores, sino a algo, que de verdad te haga daño, algo que a una persona pueda llegar a dolerle gravemente.-Suspira.-Son esos puntos débiles, los que detesto, pues muchos, se aprovechan a costa de otros por causa de estos.-concluyó.

La verdad es que el semblante de Mitsuki había cambiado a una seriedad inconfundible, podría parecer bipolar, más esa era su forma de ser, este tema le tocaba muy de lleno, pues otro punto débil de esta, era su familia adoptiva, de pequeña, mucho niños y niñas conocían ese punto débil, y siempre le hacían daño a causa de este, es por eso, que recordar aquellos días de sufrimiento para Mitsuki, hace que semejante seriedad le venga de repente.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Dom Jul 27, 2014 6:33 pm

—¡Oh!— esbozo cual niña pequeña que descubría algo nuevo—No lo ha-había vi-visto así— le dijo con suma inocencia, era probable que no lo recordara durante mucho tiempo pero se quedaría grabado en su mente hasta que en algún momento lo necesitara.
Sólo que Lita tenía tantas menorías como puntos débiles que ahora ya no sabía si esos -en verdad- eran puntos débiles. Probablemente su mayor debilidad era quedarse encerrada, en un lugar en el que sabía no había nadie que se preocupara por ella y es que... La rubia temía el ser olvidada.

—Pe-pero...— hablo bajó y seguía con esa ingenuidad suya—N-no te pre-preocupes, no cre-creo que a-alguien in-intente ha-hacerte algo— ella ni siquiera había notado su rostro, pero el aura de la chica le parecía extraña—De-después de todo, e-eres u-una bu-buena pe-persona— le dijo mostrando su gratitud había la chica, de una forma muy camuflada

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
208

Fecha de nacimiento :
22/12/1996

Edad :
20

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Mitsuki Hinata el Mar Jul 29, 2014 7:24 am

Ante aquellas palabras de la chica, Mitsuki esbozó una media sonrisa algo irónica.-No estoy yo tan segura de eso...-dijo refiriéndose a lo primeramente mencionado por la chica.-Ojala todas las personas pensasen como tú...-hundió su cabeza entre sus rodillas.

Lo cierto, es que no estaba segura de que nadie le fuese a hacer daño, pues no todo el mundo piensa igual o es así de "bondadoso".-Siempre habrá alguien, que por muy poco que sea, quiera hacerte daño.-dijo ella con tono apagado.-Por eso, has de prepararte y no dejar que la gente consiga hacerte daño Lita.-dijo mirando hacia ella, esta vez, con una gran sonrisa, tras la cual, ocultaba toda la inseguridad que tenía dentro.

Por otro lado, agradeció mucho aquellas palabras de la pequeña.-Gracias por pensar tan bonito acerca de mi.-Volvió a mirar hacia delante, con una cierta melancolía.-A pesar de que no me conoces mucho, para ti...¿Soy una buena persona?-sonrió dejando escapar una lágrima, que afortunadamente, se limpió rápido y no llegó a verse.-¿Como sabes que no estas equivocada?-miró a Lita nuevamente, con una sonrisa parecida a la anterior, solo que a esta, se le notaba mucho más la falsedad con la que estaba hecha.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Mar Jul 29, 2014 3:26 pm

Todo lo que le decía era demasiado para su pequeña cabeza, no lo recordaría durante mucho tiempo pero lo tendría muy presente. La rubia esperaba poder recordar todo eso. Siquiera la peli-rosada le había gustado las palabras de Lita le había dedicado. No dejaba de notar que Mitsuki, estaba de alguna forma, triste; lo sentía, podía sentirlo.

Se acercó flotando hacia la chica, algo preocupada. Ahora sentía cierta tristeza en su aura, aunque no pudiera verla, lo sentía. Toco su cabeza, como si fuera madura, cuando en realidad Lita era una pequeña cría—S-sólo lo se, s-se no-nota en tu a-aura— le dijo—E-en verdad, cre-creo que eres bu-buena persona— le dijo con una sonrisa! intentando reconfortarla.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.