staff.
links.
adwards.
En este mundo tan basto y próspero se encuentran todo tipo de cosas, todo tipo de historias y la nuestra se centra en tres ciudades que aunque parezcan totalmente diferentes tienen algo que las une desde su fundación. Todo comenzó hace cientos de años, cuando se fundó la primera ciudad: Shizuka Toshi, un lugar creado para que todos tipos de personas pudieran vivir en paz y armonía... Pero esto a ido cambiando con el tiempo, mientras las grandes ciudades fueron creciendo fue naciendo la corrupción en ellas. Los ideales con que fueron fundadas ya desaparecieron casi por completo y ahora solo queda ver qué hará la nueva generación para cambiar lo que las pasadas le hicieron a las ciudades que en algún momento llamaron "hogar".
will graham
hannibal lecter
pues los premios

Let's Get Started

 :: On-rol :: Shizuka Toshi :: Calles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Sáb Jul 26, 2014 4:46 pm

Quien iba a pensar que ese bastardo regresaría a tocar a plena luz aquellas calles. Después de salir del infierno hace unos años atrás, se la había viviendo vagando por donde cayera, Gythio era bastante lugubre y aburrido, no le agradaba el estar rodeado de personas casi moribuntas, y en Sitria, lugar en donde casi literal vivía más que aquella bella ciudad, era donde se la pasaba para estar tranquilo. Después de todo su naturaleza de Demonio le exigía divertirse, hacer travesuras, ser malvado, y realmente en donde podía hacerlo con mayor libertad y disfrute era nada más que Shizuka.

Aquella ciudad le traía bastantes recuerdos, los días que pasaba junto a su hermano gemelo, las personas que una vez conoció, su padre, la guerra, su escape y su despedida. Todo eso era una bomba que se guardaba en su mente para en un futuro explotar y soltarse como una bestia, pero sabía por el momento controlarse, a pesar de que su mente realmente ya no estaba patológicamente sana.

Reposante en el tejado de uno de aquellos edificios, miraba desde lo alto como las personas pasaban lado a lado, mirando como las parejas se reunían dispuestas a ir a su cita, sonreían, reían, bromeaban, todo ello, él lo deseaba. Deseaba al menos poder compartir sus bromas y juegos, que alguien lo escuchara, pero...¿Quién en su sano juicio se pasaría una tarde con un demonio como el albino? Esa duda le intrigaba y al mismo tiempo lo hacía sentir mal. Soltó un pesado suspiro y se abrazó a sus piernas ocultando medio de su rostro aun mirando a la nada.

Vestía como un simple chico normal, unos jeans de color obscuro, con una playera de cuello algo ancho dejando ver sus clavículas con un diseño algo tecno en el, haciendo juego traía una chamarra que el borde del gorro tenía peluche, y claro, no llevaba calzado, eso sería lo raro, pero detestaba tener los pies cubiertos, era una costumbre que él y su hermano tuvieron muy arraigado. Se colocó sus llamativos audífonos y se dejó llevar por la música, esperando que dentro de unas horas, la noche cayera y las luces de las calles le anunciaran el START de su tiempo de juego. Después de todo, por la noche la ciudad siempre era diferente.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Sáb Jul 26, 2014 5:04 pm

OffRol:
Perdon, quería meterme xD
Por fin había logrado salir de clases después de un ajetreado escape, probablemente ese era el día más cansado que pudo haber tenido pues sólo pasaba encerrada en casa cual topó o hámster. Intentaba que no la observaran mucho mientras caminaba. Era de noche y si se ponía a brillar sería un problema por varias razones. Cada vez que daba un vuelta se perdía más, además que esas presencias extrañas le estaban asustando.

En las afueras jamás había sentido tanto miedo, ahora se lamentaba de no haber traído una bufanda o algo que la cubriera. El único provecho que había conseguido hoy era el haber conocido siquiera una persona. Observaba con detenimiento las concurridas calles, era mejor que estar sólo. Y ella estaba demasiado sola. Todavía vestía el uniforme de la escuela, se demoraba demasiado en encontrar el hostal.

Miro hacia arriba, ahí estaban sus compañeras las estrellas y su amiga luna. También el espacio. Sin rumbo, no se daba cuenta de que probablemente podría chocar con alguien si no prestaba atención y se la pasaba mirando arriba. Fue ahí cuando choco con ese chico, de apariencia "extravagante" cabe a destacar que todo es extravagante para la pequeña.

No cayo por suerte, pero estaba asustada. Tenía un aura intimidante y algo no le agradaba de esa presencia. Era un chico, que tenía puesto algo es sus oídos, algo que ella desconocía. Y por tanto le llamo la atención. Miró hacia abajo, aún sabiendo que quizás no le escucharía intentó hablar—Di-disculpe— se limitó a decir en un tono bajo

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Sáb Jul 26, 2014 5:34 pm

Spoiler:
Al contrario, adelante, espero y nos divirtamos juntos
-------------
Se quejó por el choque y no pudo reaccionar en sostenerla a causa de que llevaba las manos guardadas en los bolsillos de la chaqueta. pero de algo si estaba seguro, su sentido era tan agudo, incluso igual o más que el de un animal y podía conocer la esencia de quien le tocaba, fue ahí donde todo lo sorprendió. Jamás en su vida se había topado con alguien con aquel aroma tan penetrante, tan distinto, tan llamativo. Sus ojos por un momento se afilaron y se mostraron de su color natural, Rojos. Pero terminó sacudiendo su cabeza para volver en sí, sacándose por un momento aquel accesorio y poder escucharla dejando que la música sonara. -Lo lamento, no estaba viendo por donde iba- Habló antes de que ella concluyera, actuando rápidamente.

Soltó un suspiró y reparó a sonreirle.-El cielo está tan lleno de estrellas hoy que no podía dejar de contemplarlo- Se excusó. Le llamaba la atención, no por ella en su físico, sino, por lo que podría ser, el albino no tenía ni la menor idea de lo que podría ser esa chica. No era un metamorfo, ni un vamipiro, mucho menos un demonio, era brillante, como un ángel, pero se sentía distinto. Estaba confundido y bastante interesado. -¡YA SE!- Exclamó alegre y se le acercó casi al rose de su rostro, la diferencia de alturas era notoria. -Permiteme invitarte un helado, algún dulce, una crepé ¿Qué dices?- Le dijo bastante animado, tal como era él. Su mirada se volvió al color rosado mientras daba un paso atrás apagando la música y tendiéndole la diestra como invitación. -Que torpe, mi nombre es Weiss, es un gusto- Como era de esperarse, cuando algo llamativo se le ponía en frente, él haría hasta lo imposible por tenerlo hasta estar saciado.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Sáb Jul 26, 2014 6:02 pm

Observo con más detenimiento al peli-blanco, aunque le causará cierto mal presentimiento también sentía profunda curiosidad por aquel ser que —según ella— todavía le parecía humano. Juraba que en algún momento los ojos del chico eran de un color rojo, pero cuando volvió a fijarse, estos eran totalmente normales. Saco aquel artefacto raro de sus oídos y le hablo a la niña.

¡Porque todos le insistían en que era su culpa! ¡Era la culpa de Lita! Supuso que era costumbre de los humanos. Al escuchar su comentario sobre las estrellas se sintió algo identificada y feliz, alguien más admiraba a sus amigas las estrellas. En verdad, el joven albino le intrigaba. Pero, no podía encontrar que fuera alguna otra cosa que no sea humano, en este instante tenía los pensamientos revueltos.

El chico era muy alto en comparación de la rubia, la cual estaba practicando el andar con sus piernas. Un tono rosáceo invadió las mejillas de la joven ante tal cercanía, era un chico y estaba cerca de ella, ¡nunca se le había acercado un chico! Aguanto su respiración al sentirle cerca. Le tendía la mano y la joven le miro por un instante, dubitativa.

No parecía malo y ¡sería una nueva experiencia! Sonrió levemente y tomo su mano, intentando socializar una vez más en el día—Cla-claro— respondió, primero que nada, mientras su cuerpecito empezaba a emitir una cálida luz acompañada de su sonrisita—Soy Lita; Lita Dreintel— se presentó, con la mirada algo baja de la vergüenza y por su inseguridad. Tendría que seguir a Weiss, un nuevo desconocido.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Sáb Jul 26, 2014 9:17 pm

Sus acciones, sus gestos, eran los de una fina mujer, aquellos que se debían tratar con cuidado, sabía que su parada en ese lugar y a esas horas era para una sola cosa, divertirse, pero...Cuando cosas como esas sucedían, simplemente se sentía con el derecho de cambiar el rumbo de su diversión, hacer algo que incluso les guste a ambos, que él mismo pueda disfrutar con la compañía de alguien. Por ello mismo estaba agradecido de que aceptara en primera su mano, era un gran paso.

Por un momento su sonrisa se desapareció al notar aquel ligero brillo que emanaba de la joven, algo que cualquiera como él sabría que no era normal. -Interesante...- Susurró para sí mismo volviendo a sonreírle, y al tener su mano ahora en su poder, de un ligero tirón la acercó a su cuerpo, lo suficiente para que sus pechos rosaran. -Lita Dreintel- Repitió en su ya conocido medio de memorizar al presente y gravarlo en su mente, ya que al ser un observador y detective, conocer a su gente era lo indicado. -Por favor no me quites la mirada, es como...Si no tuviera la necesidad de mirar arriba para ver el cielo- Declaró su pensamiento.

Intentó no incomodarla y por lo mismo es que de un paso se hizo a un lado para comenzar a caminar llevando consigo a la chica, claramente del lado de los edificios, jamás vendería a una chica, mucho menos entre las obscuras calles. -Sabes, jamás había visto a una chica como tú merodeando estas calles, mucho menos a estas horas- Intentó sacar algo de plática, pero en verdad quería indagar más en ella, y sacar algo de información. -Cuéntame ¿Eres nueva en la ciudad? Pareces una bella extranjera, tee hee~-

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Sáb Jul 26, 2014 9:35 pm

La situación no podía ser más rara y extraña para la chica ¿no? Digo, sólo irían por algún dulce. Le gustaba de la forma en que la trataba hasta ahora, como todos lo hacían y lo más importante que lo hacía con amabilidad. El chico estaba totalmente rodeado por un aura peligrosa y se diría que seductora, algo que la inocente niña no notaba en lo absoluto. Esta era otra oportunidad en el día para socializar, algo que no había probado hasta esta mañana.

No estaba consciente de algunas de las cosas que el desconocido Weiss se encontraba haciendo. Se puso más nerviosa de lo normal cuando el chico tiró de ella, por suerte no se cayó o sino le hubiera sido imposible levantarse sin ayuda de la levitación. Se sonrojo sin explicación,mientras su mente trataba de formular las razones por las que el joven le trataba de esa manera.

¿Qué quería decir el comentario? Lita no logró entender el posible halago que el chico quería hacerle así que sólo asintió y hacia lo posible por mantener elevada su mirada. El peli-blanco se apartó y empezaron a caminar. La rubia hacia lo posible por no quedarse hipnotizada por algo y perderse en el camino, solía ocurrir.

Estar en un lugar de noche no le gustaba, pero al menos tendría una oportunidad de escapar si algo raro se le presentaba. De vez en cuando perdía el equilibrio, pero lograba mantener compostura. Ante las palabras de Weiss entendió que debía dar una respuesta, aunque sus palabras fueran limitadas y contadas por ser tan tímida

—Lo ci-cierto es que... M-me he pe-perdido— mantenía ese tono bajó y cálido característico de ella, siempre decía la verdad y quizás eso pudiera resultar un defecto, no les diré porque en algún momento lo sabrán—D-dudo ser bella, te-tengo una apariencia no-normal— aunque sus palabras fueran algo fluidas lo compensaba con el tono de voz con el que lo decía—Vi-vivo aquí des-desde hace algún tiempo— para un defecto de memoria! ella no respondió con edad exacta—Lo que le di-diría es que, n-no soy o-originaria de aquí— en verdad, algún día esa inocencia la mataría. Pero, no le importaba ser así con la gente.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Sáb Jul 26, 2014 11:03 pm

-Oh! así que estás perdida, entiendo entiendo- Siguió su caminar mientras la escuchaba con atención, retomando cada cosa como parte de su información, pero a pesar de ello, lo único extraño seguía siendo el resplandor de antes y su aroma. Weiss trabajaría fuera con lo que fuera para poder descubrir su raza real, pero claro, nunca iría directo como esperaba ser su hermano gemelo, no, él era bastante discreto y prefería indagar un rato antes de comenzar con las preguntas abiertas. -Vez! lo sabía, somos iguales, yo tampoco soy originario de aquí- Resopló con una sonrisa para mirar al cielo un momento sin dejar de guiarla con cuidado.

Fue ahí donde se podía apreciar como las calles comenzaban a iluminarse de diversos colores, ya que estaban en la cercanía de un "centro" de locales pequeños, un lugar en donde el romance, las reuniones familiares, o simples salidas en solitario se hacían presente, algunos podrían describirlo como una feria, pero no. Claro, estaba llena de puestos de comida, pero no todo era relativamente nutritivo. -Mira, ahí es la crepé, el anciano prepara unas rellenas tan ricas, que te aseguro y te gustarán- Afirmó sin preocuparse para comenzar a dar ligeros saltitos mientras la jalaba. A pesar de no llevar calzado, el suelo, que ahora se decoraba con piedras, no le lastimaba, al menos no lo decía.

-OE!!! Viejo!!! Preparame dos especiales, hoy vengo con compañía- Decía en alto el albino mientras se ponía frente al puesto, en donde el hombre le dio la bienvenida con una sonrisa. -Dime ¿Quién es tu invitada de hoy? Siempre merodeas solo- Decía el anciano en un intento de jugar con el muchacho, el cual simplemente le contestaba con un tono algo infantil sin soltar la mano de la joven, al contrario, la hizo dar un paso adelante para que la viera -¿Verdad que es linda? Se llama Lita, es un gatito perdido, así que la llevaré a casa- Decía bastante animado, a sabiendas que con ello podría comprarse a cualquiera -Buen chico, en verdad tú madre debe de estar orgullosa, aunque preocupada porque siempre te estas escapando a estas horas- Le reprochó para entregarle los dulces uno a cada uno -Provecho, chicos, y...No hagan nada malo- miró fijamente al demonio en más. -No te preocupes, iremos por la luz- Y pasando el brazo por detrás del cuello de la chica decidió llevársela de ahí, a un pequeño parque detrás de ese lugar, estaba solo, y obscuro, pero era cómodo y no habría molestias. -Lindo ¿No? Él suele darme de cenar esto las noches que paso por aquí, es como si fuera como...un abuelo para mi. Dime, ¿qué te parece, es buena, verdad?- Se subió de un elegante salto al columpió sin soltar la crepé, la cual era rellena de chocolate, con crema batida y algo de frutilla, en especial fresas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Dom Jul 27, 2014 9:39 am

No le encontraba ninguna otra peculiaridad al chico que no fuera su amabilidad, eso o era muy inocente para darse cuenta de algún otro detalle. El chico tampoco era originario de aquí, pero dado a que no sentía esa esencia familiar descarto la posibilidad de que fuera un ser estelar. Por lo tanto, imagino debía haber venido de otra ciudad. La rubia tomaba momentos de su atención para dirigirlos al cielo.

Las calles se iluminaban cada vez más y la hizo sorprenderse, era colorido y de alguna forma familiar. Pensó en la variedad de cosas que la gente podría hacer allí y eran muchas. Ella no era de muchas palabras y temía eso no le agradará al albino. "¿Cre... pé?" por como lo decía parecía ser que el chico conocía bien el lugar, y conocía bien al señor que estaba en ese local. Al sentir que la jalaba intentó no perder el equilibrio, el chico daba pequeños salarios probablemente por estar emocionado. La niña soltó una risita disimulada y volvió a silenciarse.

Por lo que entendió, Weiss siempre andaba sólo. Lita se dio cuenta que aún estaba tomada de la mano del desconocido, le desconcertó un poco no haberse dado cuenta, pero aunque intentaba quitarla levemente, esta estaba bien aferrada al chico; Lita seguía con las mejillas ligeramente sonrosadas. ¿El chico estaría dispuesta a guiarla a su casa? Se sorprendió ante el geste que el chico le prestaría más tarde.

Weiss tenía madre... La joven rubia no sabía que era eso, conocía el significado y todo mas nunca supo que era tenerla. Lita nunca tuvo padres, ella nació sola de algo efímero como lo era el polvo estelar. Ella acepto el dulce y le agradeció en voz baja, los ojos parecían brillarle. Sin embargo, no entendió el último comentario que el veterano hizo, al parecer Weiss si lo había entendido. Inspeccionaba el dulce, le agradaba el aroma que este desprendía.

Sintió cierto miedo y desgano cuando el chico puso su brazo detrás de su cuello. Era por su naturaleza diferente, algo que Lita desconocía. Estaban en un parque, era un ambiente sumamente agradable para ella, pero, el no haber dicho palabra alguna en todo el trayecto le molestaba.

Pegó un pequeño mordisco y justo en ese momento el albino hablo, parecía que era muy sociable. Estuvo a punto de bajar su mirada pero recordó lo que Weiss le dijo y no la bajó del todo. La crepé era lo más rico que hubiera probado, habían sabores que desconocía pero aquella cosa roja y esa otra cosa marrón le encantaba. La luz volvía a envolverla, asintió rápidamente—Sí, me gu-gusto mucho. Gra-gracias— le dijo con una cálida sonrisa mientras pegaba otro mordisco—¿D-de que es?— preguntó

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Lun Jul 28, 2014 12:22 am

Pensar que la chica era callada era lo primero que le llegaba en la mente a causa de que en muy pocas ocasiones podía escucharla, aunque siguiente a ello recordó que él era muy hablador, en realidad más de lo que se esperaba. ¿Eso le incomodaría? Nunca pensó en ello y realmente se apenó, pero apenas mientras se sentía en el columpio de pie recapacitó. -¿Eh? ¿En serio?- Le cuestionó al volver su atención a la chica notando al instante aquel destello que volvía a ser presente en el cuerpo de la chica.

Muchas dudas pasaron por su cabeza, pero no quería ser indiscreto o cualquier cosa, indagaría un poco más. De un saltó bajó del juego y se colocó frente a la chica sonriente. -No agradezcas, es un regalo, además, las cosas dulces ayudan a bajar los nervios- Comentó simpático para tomarla de la mano y guiarla a una banca cercana y bajo un árbol, el lugar que relativamente tenía menos luz, de esa forma podría apreciar si estaba viendo bien o tenía que irse a revisar la vista. -La crepé especial es de chocolate, con crema batida y frutilla, tiene algo de mango abajo y el resto es fresa- Fue señalando en su propio los lugares en donde estaba cada cosa para que pudiera distinguirlo. Mientras hacía esto, su mirada se dirigía más a ella para ver algún cambio en su reacción, algo especial. -Estamos en temporada de fresas, por eso es que el viejo les pone trozos extras- Y algo ido tomó una de las fresas de su crepé para llevarla a los labios de la chica. -Si te gustan, puedo darte las mías- Le ofreció educadamente.

Cuando algo interesante llegaba a la vista del albino, simplemente quería tenerlo y disfrutarlo, a sabiendas que al final terminaría como siempre, solo. -Oh! Cierto, olvidé preguntarte ¿Dónde vives?- Miró al cielo nocturno de nuevo para despejar su mente. -Habías dicho que estabas perdida ¿Cierto? Tranquila, me sé esta ciudad como la planta de mi pie, puedo acompañarte sin problema- De nuevo imprudente, ¿y si no quería? Aun así, no lo negó, iría incluso como su sombra si lo rechazaba.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
61

Fecha de nacimiento :
16/06/1998

Edad :
19

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Localización :
¿C-como se llamaba? Eh... Shizuka Toshi

Empleo /Ocio :
Aún na-nada

Humor :
¿Hu-humor? *buscando en el diccionario*

Comentarios :
To-todavía a-aprendiendo *levanta el diccionario, animada*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lita Dreintel el Lun Jul 28, 2014 8:19 pm

El joven continuaba siendo amable. Y por supuesto, le gustaba que fuera hablador, le daba vida a todo el ambiente. Parecía que cada vez le observaba con más detenimiento. La niña continuaba dando pequeños mordiscos a la crepé, cual fina dama que se ensucia la cara; claro que, ella terminaba limpiándose. Vio como el chico se bajaba y quedaba frente a ella.

Era simplemente su naturaleza agradecer aunque la gente no quisiera, por más que lo intentara siempre terminaba o lamentandose por todo, o dando gracias por pequeños gestos. El comentario la puso a pensar "¿realmente lo estaba haciendo?" después pensaría en ello, ahora debía estar concentrada a seguir el nuevo camino. Se sentó en la banca, para su error, luego se le haría difícil levantarse. Estaban bajo un majestuoso árbol, le agradaba el ambiente. Al chico explicarle que era cada cosa sus ojos desprendían ese brillo especial, estaba emocionada.

Sintió que estaba, de nuevo, observándola con detenimiento; sin embargo, Lita jamás notaria algo malo en ese tipo de comportamientos. Al chico darle las fresas esta sonrió sorprendida por el gesto, acepto, tomo con su mano la fresa y la introdujo en su boca. Soltaba ese resplandor tan calmante, tanto para la rubia como para cualquier otro que le viera. En sus adentros, sabía que ella volvería a quedarse sola en algún momento, los seres de la Tierra eran más frágiles y con menor tiempo de vida que los de su especie.

Cuando se lo pregunto, no pudo estar más agradecida. Lita no hubiera tenido el valor de preguntárselo por ella misma, se dispuso a dirigirle palabras, con un poco más de fluidez—¿E-en ver-verdad?— brillaba con más fuerza—Muchísimas gracias— le dijo con una sonrisa—V-vivo en l-los hostales, pe-pero he o-olvidado donde quedan— confeso con las mejillas sonrojadas, haciendo un pequeño puchero

—S-si fu-fuera tan amable de guiarme— le dijo con una vocecilla casi inaudible—Cla-claro si no es mu-mucha molestia... agrego rápidamente para no parecer egoísta ante tal deseo.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: On-rol :: Shizuka Toshi :: Calles

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.