staff.
links.
adwards.
En este mundo tan basto y próspero se encuentran todo tipo de cosas, todo tipo de historias y la nuestra se centra en tres ciudades que aunque parezcan totalmente diferentes tienen algo que las une desde su fundación. Todo comenzó hace cientos de años, cuando se fundó la primera ciudad: Shizuka Toshi, un lugar creado para que todos tipos de personas pudieran vivir en paz y armonía... Pero esto a ido cambiando con el tiempo, mientras las grandes ciudades fueron creciendo fue naciendo la corrupción en ellas. Los ideales con que fueron fundadas ya desaparecieron casi por completo y ahora solo queda ver qué hará la nueva generación para cambiar lo que las pasadas le hicieron a las ciudades que en algún momento llamaron "hogar".
will graham
hannibal lecter
pues los premios

Apagado o fuera de cobertura {Tsuki Hinata}

 :: On-rol :: Gythio :: Fábricas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Habitante de Sintra
Femenino
Monedas :
25

Fecha de nacimiento :
17/06/1993

Edad :
25

Fecha de inscripción :
28/10/2014

Localización :
~ <3

Empleo /Ocio :
Estudiante

Humor :
Estudiantil (?)

Ver perfil de usuario

Mensaje por Amarantha L. Prickle el Jue Oct 30, 2014 12:16 pm

Caminaba con las manos en los bolsillos. Podía notar cómo los músculos de mi cara se iban contrayendo y moviendo, hasta formar una mueca de desagrado en lo que tengo por cara. Más que desagrado,  era de enfado. Estaba totalmente segura de que había vuelto a perderme una vez más, ya era la quinta vez en lo que llevaba de semana...

No recordaba que las calles fueran tan fácilmente olvidadizas. Claro, ¡Por que no lo eran! ¿Cómo demonios podía ser posible? ¡Si solo había cruzado la esquina de la calle para mirar los edificios...! O a dar una vueltecilla a la manzana mientras mi padre acababa las cosas que tenía que hacer... él y su maldito fanatismo. A saber qué era esta vez lo que está haciendo esa gente con su vida y con la de mi padre, porque últimamente era bastante común ver gente extraña en casa hablando de contrabando y no se qué  otra historia más... Eran datos que yo no debería saber por mi propia seguridad y era consciente de ello, pero venir a Gythio era casi un suicidio, añadiéndole posibles malestares a lo largo de una semana entera como mínimo...

Intenté en muchas ocasiones dar la vuelta e incluso seguir los carteles para volver a la fabricucha en la que se encontraba Lars en aquellos momentos, pero en lo que escritura japonesa se refería... aun estaba extremadamente verde, a duras penas conseguía hablar el idioma, pero si no era capaz de leer el nombre de la industria no iba a ser capaz tampoco de pedirle a cualquier persona que hubiera por alguna calle que me guiase. Lo tenía muy complicado, por suerte aun podía conservar un teléfono al que poder cambiarle el idioma de la base de datos...

En ese momento se me ocurrió llamar al adulto que se encontraba reunido... pero no daba señal.BIP... BIP... BIP...-Joder, Lars maldita sea... -Sonaba aquel inconfundible sonido que anunciaba el corte de una llamada. La paciencia solía ser uno de mis puntos fuertes, salvo porque aquel lugar no me gustaba nada y quería salir de allí casi como fuera... Aun por suerte para mí, la poca energía que se movía en aquel lugar era tenue, aunque cargada. Posiblemente por la carga emocional de las personas y el estrés del trabajo, por que por lo demás, no había nada más raro que lo de costumbre...

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
29

Fecha de nacimiento :
13/12/1995

Edad :
23

Fecha de inscripción :
25/07/2014

Localización :
¿Quién pregunta?*recelosa*

Empleo /Ocio :
Vendedora de Pet's... ¿Y qué?*lo mira mal*

Humor :
Mpfmpfzzzz*se da la vuelta, abrazando su almohada*

Comentarios :
Uuff... ¿qué demonios quieres que añada?*le tira con una pelota de voley a la cabeza de quien pregunta*

Ver perfil de usuario

Mensaje por Tsuki Hinata el Miér Nov 05, 2014 12:02 pm

Bostezó de manera descarada mientras se movía por las calles industriales abandonadas saltando de tejado en tejado.
El aburrimiento hacía mella en su cara, pero también el cansancio de un día complicado...
Su hermano le había estado molestando toda la maldita tarde, había discutido con un cliente que se quejaba de que su pet no le quería obedecer (aunque eso no era de su incumbencia), su padre no había parado de presionarla para que fuera a quedar con un tipo que les traía las 'mascotas'...

Bufó con fuerza y dejó de moverse. Casi era de noche y se caía de sueño, cosa que no era muy normal en alguien tan activo como Tsuki. Recobró su forma semi-humana y se sentó en el borde de la nave, observando el cielo taponado por las grises nubes de humo y contaminación. De pronto le entró nostalgia de un cielo estrellado y limpio como el que veía cada noche desde su habitación en su antigua casa, con el plateado astro predominando por sobre todas las cosas e iluminando levemente a los seres nocturnos que vivían bajo ella. Suspiró y sacudió su cola, bajando la mirada hasta las oscuras calles, faltas de la bella luz blanca.

Tosió cuando aspiró una profunda bocanada de aire dado que estaba cargado de polvo, contaminación y mal olor.
La poca gente que transitaba el lugar no eran más que sucias ratas callejeras que trapicheaban ocultos en las sombras, a salvo de las autoridades. Un tipo bastante raro y descuidado, con algunos dientes de menos y el pelo grasoso, hizo señas a Tsuki para que bajase, señalando el interior de su gabardina, en el cual lo más probable es que hubiera alguna droga en fase de pruebas e ilegal.
Rió disimuladamente, divertida por los ademanes con los que el hombre la llamaba, pero no le hizo caso ninguno.
Unas quejas resonaban cerca de su espacio, y fue a la otra punta del edificio en el cual estaba, ya que la voz provenía de allí.
Sacudió sus orejas y se asomó curiosa. Una muchacha peli-azul trababa de hablar por teléfono, pero al parecer, dada su expresión, no lograba su objetivo. Le pareció que la ya había visto rondando por esa zona varias veces. ¿Se habría perdido? No recordaba a nadie de sus características por Gythio, y eso que ella no olvidaba fácilmente un rostro. Bajó de un salto y se acercó un poco a la muchacha tratando que no entrar en su campo de espacio personal.

Volver arriba Ir abajo

Habitante de Sintra
Femenino
Monedas :
25

Fecha de nacimiento :
17/06/1993

Edad :
25

Fecha de inscripción :
28/10/2014

Localización :
~ <3

Empleo /Ocio :
Estudiante

Humor :
Estudiantil (?)

Ver perfil de usuario

Mensaje por Amarantha L. Prickle el Sáb Nov 08, 2014 6:43 pm

Estaba empezando a desesperarme; mi padre seguía sin cogerme el teléfono. Lo había llamado tantas veces que ya no daba señal de estar operativo, eso quería decir que lo había apagado. Muy buena opción señor Lars Prickle, vienes a una ciudad condimentada con extra de contaminante, a un polígono industrial, entras a uno de los almacenes, dejas a tu hija sola fuera y cuando te llama de forma repetida apagas el teléfono.

Adoro tu lógica.

Podría estar pasándome algo o vete tu a saber el qué... como ahora, que estaba rapidísima y no sabía en absoluto donde estaba. Seguía sin querer preguntarle a nadie del lugar y la única opción que me quedaba era rastrear a mi padre y tratar de encontrarle o bien, seguir mi propio rastro de energía... Ambas opciones parecían ser bastante viables... aunque probaría primero con tratar de encontrar mi propio rastro. Rastrear la zona no era complicado. Hacer un mapa mental de la zona gracias a los cúmulos había sido excesivamente sencillo.

Había muchas aglomeraciones, muchos caminos hechos por los trabajadores y... ahora lo único que tenía que hacer era encontrar la que no me hiciera sentir nada. La energía por costumbre tiende a crear sensaciones, la mía no me provocaba ninguna, así que.. al lío. No estuve mucho rato hasta que lo encontré, qué suerte la mía. A veces me pregunto qué sería de mí sin esta herencia que tenía de Lars. La gente se movía y con ella su energía... los rastros se entrelazaban y era molesto, porque a veces no distinguía cuál era de quién o de dónde venía... Lo bueno es que empezaban a sonarme las calles y eso significaba que era posible que no dependiera tanto de mis huellas espirituales.
Trataba de guiarme por ambos, primero por las calles y cuando ya no me sonaban de nada volví a las huellas. Al final, conseguí volver a la calle donde estaba esa nave en la que estaba ''reunido'' mi padre, así que dejé de seguir mis vestigios, seguí avanzando hasta más o menos media calle, aquello seguía igual, aunque no sabía porqué debía o no cambiar...

Spoiler:
Tsukii me gustaría que los pjs se encontraran en la nave donde está Lars, quería que fuera donde se venden los pets o que tuviera algo que ver con ellos, te parece bien o cómo lo ves?

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: On-rol :: Gythio :: Fábricas

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.