staff.
links.
adwards.
En este mundo tan basto y próspero se encuentran todo tipo de cosas, todo tipo de historias y la nuestra se centra en tres ciudades que aunque parezcan totalmente diferentes tienen algo que las une desde su fundación. Todo comenzó hace cientos de años, cuando se fundó la primera ciudad: Shizuka Toshi, un lugar creado para que todos tipos de personas pudieran vivir en paz y armonía... Pero esto a ido cambiando con el tiempo, mientras las grandes ciudades fueron creciendo fue naciendo la corrupción en ellas. Los ideales con que fueron fundadas ya desaparecieron casi por completo y ahora solo queda ver qué hará la nueva generación para cambiar lo que las pasadas le hicieron a las ciudades que en algún momento llamaron "hogar".
will graham
hannibal lecter
pues los premios

¿ Que tomaré?

 :: On-rol :: Sintra :: Calles :: Zona Comercial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Habitantes de Shizuka Toshi
Femenino
Monedas :
12

Fecha de inscripción :
06/12/2014

Localización :
Justo detras de ti (?)

Humor :
Quien sabe* me encojo de hombros*

Paruka está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Paruka el Vie Dic 12, 2014 3:31 pm

* Con tranquilidad me puse la sandalia que me quedaba por ponerme en el pie derecho y me puse de pie. Camine con tranquilidad al gran espejo que adornaba el centro de mi habitación, un espejo de madera tallado a mano,  una reliquia para cualquier coleccionista que se apreciara. Me eché el último vistaso mientras me retocaba el pintalabios de color negro azulado.

Llevaba unos calcetines largos, el de la pierna derecha llegaba asta el muslo, estaba sujeto por dos pincitas  que se perdían dentro del mini chord que llevaba puesto. Era de color blanco y negro a cuadros, mientras quel calcetin de la pierna izquierda era mas corto, llegaba por debajo de la rodilla y era completamente dun color rojo vino. La blusa era baporosa,  de las que van sujetas al pecho con la forma de palabra de honor y suelta por debajo, la parte que se cierne al pecho era de color negro y la parte de abajo de tres colores entremesclados, rojo, blanco y negro, algo tétrico y llamativo para algunas personas, pero espléndido para ella. En sus pies unas sandalias de color negro, exsepto el talón que estaba adornado con una calavera planeada.

Su pelo lo llevaba recogido en dos coletas y un cruzifijo en el cuello. Le sonreí a mi reflejo, dejando entrever mis colmillos.*
Estas perfecta Paruru~ como siempre* Solte una pequeña risita y mientras cogia mi paraguas para protegerme de los tenues rayos de sol, salí por la puerta en busca de algo en que distraerme, en Sintra si no tenías dinero no pintabas nada.. Alguna vez me había preocupado yo por el dinero? Me pregunté a mi misma mientras caminaba por las calles con el paraguas abierto, protegiendo mi nivea piel*


Valla tonteria * Una risita salió de mis finos labios al tener ese tonto pensamiento, mire mi peluche el cual sujetaba con la mano derecha, y sin dejar de sonreír lo abrace, frotandolo contra mi mejilla palida. De golpe me detuve enfrente de una cafetería, la cual me llamo la atención, más concretamente su nombre.* Diamond in the Rough... Entramos?* Le pregunté a mi peluche mientras entraba a la cafetería, pensando que podría tomar.*

Volver arriba Ir abajo

Habitante de Sintra
Femenino
Monedas :
15

Fecha de nacimiento :
03/12/1996

Edad :
21

Fecha de inscripción :
06/11/2014

Localización :
Sintra

Empleo /Ocio :
Viendo el sufrir del projimo (?)

Humor :
Ja! si tanto quieres saberlo... ven y averígualo

Comentarios :
¿Y que diablos tengo que poner supuestamente? ¿lo que me gusta? ¡Tsk! Por favor mejor ve a molestar a otra persona.

Ver perfil de usuario

Mensaje por Calipso Lykaios el Dom Ene 18, 2015 10:53 pm

Vaguear era vida, vaguear era amor, solté una carcajada ¿amor? Eso no existía valga la redundancia al menos se dio a entender lo que quería decir, me troné los dedos, ese día increíblemente no estaba haciendo nada… si nada y si todavía piensan que exagero, tener un casino en Sintra no es fácil y peor ser quien lleva acabo este plan o mejor dicho “la dueña” del casino ¿creen que es fácil? Pues están bien engañados pero no hablemos del casino en estos momentos; estaba recostada en el sofá sola sin nadie a quien molestar o que me molestara podría decirse que era incomodo y relajante ¿acaso se puede estar al mismo tiempo en esas situaciones? Nah me daba igual

-Si esto es relajante pero…me estoy aburriendo- ¿Qué podría hacer en este día? Mi mente estaba casi en blanco, solo se escuchaban el tic tac del reloj viejo que estaba en la pared, algunas sirvientas trabajaban en silencio podría decirse que hasta parecían fantasmas vestidas con ese traje de color muerto y de vez en cuando el sonido de las zapatillas golpear el suelo, todo concordaba como una casa macabra, suspire ya que ni siquiera me animaba a tomar el control y prender la televisión, la pesadez y el aburrimiento caían sobre este cuerpo de seiscientos ochenta y ocho años oh vaya me sentía vieja diciendo eso -esto no es como yo lo pensé- Joder esto no era lo que yo quería aquí solo me estoy haciendo más vieja y no hago nada que sea divertido ¿entonces cual diablos era el chiste? ¡Nada! ¡No había ninguno!

“Calipso, querida ¿Por qué no vas a algún lugar en vez de aburrirte en ese sofá? ¡Ah! Recuerdo cuando era joven y bonita e iba de un lugar a otro era tan inquieta”

Decía aquella anciana, en un tono graciosamente melancólico era una de las más viejas sirvientas por los momentos, aún recordaba cuando esa niña de 8 años llego con su padre aquí, me gustaba molestarla y hasta incluso le decolore el cabello con agua oxigenada cuando esta tenía 24 años quiso matarme y lo único que hacía yo era reírme, pero a medida esta fue creciendo, teniendo hijos, fue envejeciendo hasta lo que tenemos ahorita un saco que pronto se romperá

-Me haces sentir vieja con tus recuerdos anciana pero… tienes razón no me puedo quedar encerrada aquí todo el maldito día, de nuevo gracias por tu consejo…anciana- solté una pequeña risa esta solo levanto la ceja como diciendo “Me tomas del pelo”  me levante de ahí y emprendí a mi cuarto no saldría en piyama a la calle

“Te recuerdo que tu eres más vieja que mi”

Al escuchar esto solo bufe para echarme una carcajada al parecer ella no perdía ese toque por más vieja que estaba pero no me acostumbraba a las cosas sabia que ella no estaría todo el tiempo así que ni modo.
Una vez bañada abrí el ropero, una dueña de un casino tiene que vestir elegantemente todo el tiempo blah, blah, blah oh eso era lo que me decía el que me diseñaba ropa ¡que se coma un trozo y después de lo metan por el orgullo! Agarre una camisa manga larga color negra unos jean ceñidos azul oscuro y unas botas bajas también negras junto con todo eso me recogí una parte del cabello en una coleta alta, agarre una mochila pequeña color morado en la cual metí algunos chocolates, lápices carbón, borrador y páginas en blanco ¿para qué? Bueno quería dibujar ya días no dibujaba y este era el momento perfecto para hacerlo o ¿no? Una vez todo listo esta vez pensaba ir en mi forma normal esta vez, salí de ese lugar muchos de los que tienen negocios grandes siempre van a acompañados de guardias y todo eso, pues yo no, no quiero que un par o varios tipos me anden siguiendo a todos los lados que voy se cuidarme ¿para qué quiero que otro me cuide? ¡Bien!  ¡A donde me dirigiría? Camine sin rumbo alguno por las calles hasta que encontré una cafetería creo que había escuchando que era nueva -Diamond in the Rough”- dije en susurro leyendo el cartel de este, bien no me hacia ningún mal tomar unas cuantas tazas de café y comer un postre quizás, entre a este tratando de escoger en que mesa me sentaría al final elegí una mesa al fondo casi apartada  una vez sentada agarre el menú pero como siempre no se hicieron esperar las miradas y susurros que caían sobre mí, no me molestaba… bueno si un poco pero ¡Es mi día libre joder! ¡Que se vayan a la puta chingada! No les haría caso, saque inmediatamente de la mochila un papel en blanco, el lápiz y me puse a dibujar mientras esperaba a que me atendieran, Sí, al fin un día sin mucho estrés.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Habitantes de Shizuka Toshi
Femenino
Monedas :
12

Fecha de inscripción :
06/12/2014

Localización :
Justo detras de ti (?)

Humor :
Quien sabe* me encojo de hombros*

Paruka está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Paruka el Mar Ene 20, 2015 5:42 pm

Entre en la cafetería mirando todo a mi alrededor, me encantada mirarlo todo asta los mas pequeños detalles, un pequeño jobi. La verdad es que cuando tienes tantoooo tiempo libre al paso de los siglos llegas a tener muchos. Mientras mi mente divaga mis ojos no se pierden detalle de nada. Estaba parada en medio de la cafetería dando vueltas al rededor mio, eso hacia que la gente me mirara como un bicho raro, pero a mi me daba exactamente igual.

Cuando me canse de dar vueltas, mire a cada una de las personas que había en el bar, la mayoría eran personas muy bellas unas mas que otras pero era normal que lo fueran, estaba en el país del dinero seguro que su papel de lababo no era papel! seguro que se limpiaban con billetes de 500. Sonreí ampliamente mientras una pequeña risita se escapa de mis labios.

También vi a una chica de melena rojiza sentada al final, en una mesa un poco apartada, dibujando alguna cosa, se veía aburrida o al menos eso es lo que me parecía a mi. Mire a mi peluche y Sonreí mientras le susurraba.* No habrá tenido un buen revolcón, por eso tendrá esa cara de" Estoytanaburridaquecasariaunamoscaconunospalilloschinossinpestañear" * le di un suave apretón y volví a mirar a mi alrededor buscando una mesa donde sentarme y tomar algun zumo de tomate con sales de sangre. Lo malo es que estaban todas las mesas ocupadas.

Arrugue la nariz con molestia, yo tenia sed y de hay no me movía ni cristo! Pero tampoco podía matar a nadie para quedarme con su mesa o mama se enteraría y uffff....adiós a las vacaciones. Mientras discutía con mis pensamientos un chico muy guapo se aproximo a mi, por sus vestimentas deduje que era el metre o camarero como se le quisiera decir.

*Scusi bella signora, el establecimiento esta lleno, le rogaría que me disculpara pero a no ser que venga con alguien me temo que tendré que pedirle que espera.* Sonreí al chico, pero mi mirada era inexpresiva y carente de algún sentimiento , repase al camarero con poca descripción. Era un chico alto,1,80 y pico, pelo lila oscuro y ojos dorados. Complexión de deportista , pero sin llegar a marcar demasiado los músculos .

Infle las mejillas conteniendo las ganas de matar al cacho burro ese por decirle que esperara... Esperar!!! Apreté con fuerza mi peluche, apunto estaba de arrancarle la cabeza cuando se me ocurrió una solución, volví a mirar a la chica que estaba sola pintando. Me acerque a ella y me senté con mucho cuidado mientras el camarero me seguía diciendo que porfavor me detuviera.

* E quedado con ella * la señale con el dedo índice, mientras le sonreía y en mi otra mano sostenía mi peluche. Mire al camarero de reojo. *Trae me un zumo de tomate con sales de sangre de 0- , tu que vas a tomar? * la mire esperando su respuesta mientras jugaba con la oreja de mi peluche.  El camarero miro a la chica y le pregunto . *Va con usted Signora?

Volver arriba Ir abajo

Habitante de Sintra
Femenino
Monedas :
15

Fecha de nacimiento :
03/12/1996

Edad :
21

Fecha de inscripción :
06/11/2014

Localización :
Sintra

Empleo /Ocio :
Viendo el sufrir del projimo (?)

Humor :
Ja! si tanto quieres saberlo... ven y averígualo

Comentarios :
¿Y que diablos tengo que poner supuestamente? ¿lo que me gusta? ¡Tsk! Por favor mejor ve a molestar a otra persona.

Ver perfil de usuario

Mensaje por Calipso Lykaios el Lun Ene 26, 2015 3:40 pm

Simplemente los susurros seguían no es que me importaran pero,  maldita sea ¿Qué diablos les pasa? Y uno de ellos me llamo más la atención

“No habrá tenido un buen revolcón, por eso tendrá esa cara de "Estoy tan aburrida que cazaría una mosca con unos palillos chinos sin pestañea”


¿Qué diablos? ¿Revolcón? Disimuladamente  y cuando digo eso no es que giro la cabeza 360°grados, no, disimuladamente busque con la vista al autor de esta voz y era al parecer una chica rubia algo pálida con un conejo de peluche… a saber si así se quita ella el estrés, no le tome más importancia bien perfecto ¿Qué dibujamos? Ya había dibujado… bueno hice un garabato porque la verdad no tenía nada en mente tenía que dibujar algo mejor, emití un pequeño suspiro tal vez si conseguía palillos chinos como dijo aquella chica…no esto no es Karate Kid y el maestro Miyagi  bueno el que lo interpretaba Pat Morita ya había jalado la pata hace un buen tiempo, solo me imaginaba cazando moscas con palillos chinos y ese maestro diciendo Calipso-San  no, no así no es, podría decirse que una diminuta sonrisa apareció en mi rostro


-Tal vez si dibujo a Pat Morita… oh vaya no puedo creer que me deje llevar por un comentario a la zar pero la verdad no tengo nada que dibujar exactamente- pensé para mi misma pero no me acordaba como era exactamente volví a quedar en blanco de nuevo, esto no era para nada divertido; pero sin que supiera el porqué la chica rubia de hace un rato se sentó al frente mío quede mirándola por unos segundos, el camarero parecía que tendría un ataque al corazón en cualquier momento esta simplemente se excuso que venía conmigo, típica excusa cuando no hay mesas alrededor yo lo sé porque también hago esa picardía de vez en cuando, al escuchar lo que esta ordeno supe que no era una simple humana, una vampiro, oh eso me traía muchos recuerdos malos cuando me moleste con uno, sabía que no todos tenían el mismo carácter lo sabia pero aunque fuera un vampiro la curiosidad empezaba a desarrollarse en mi


“¿Va con usted Signora?”


Podía decir que no y la tendrían que echar de mi mesa a que espere, sería divertido ver eso pero…podía darle de comer a mi curiosidad y averiguar un poco más de esta chica, mire al rubia con una pequeña sonrisa en los labios de seguro mis ojos ya se habían tornado amarillos lo apostaba para luego mirar al camarero quien solo tenía unas cuantas gotas de sudor en su frente -No la conozco en absoluto- volví a dirigir mi vista a la chica del conejo quien al parecer estaba sorprendida ¡que alguien tome una foto señores!  -Pero quien dice que no puedo conocerla, tráeme un café negro bien cargado y un pastel de chocolate y el Zumo de tomate agrégalo a mi cuenta- era lo menos que podía hacer después de que esta me hiciera el día con su expresión este quedo mudo pero al final hizo la reverencia y se fue, bien perfecto es hora de comenzar el juego -Ah y por cierto no tiene nada que ver los revolcones trata de estar sentada detrás de un escritorio en una silla malditamente incomoda por más de 72 horas y veamos si no te duele el trasero o terminas sumamente cansada, pero en fin dejemos eso atrás, por cierto mi nombre es Calipso ¿y el tuyo? - dije tratando de no sonar muy brusca y si como desinterés, la verdad así el hablaba a casi todo el mundo era una mala costumbre que no se podía quitar tan fácilmente como parecía.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Habitantes de Shizuka Toshi
Femenino
Monedas :
12

Fecha de inscripción :
06/12/2014

Localización :
Justo detras de ti (?)

Humor :
Quien sabe* me encojo de hombros*

Paruka está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Paruka el Jue Ene 29, 2015 4:12 pm

Fije mi mirada en ella esperando su respuesta, ya que según lo que dijera haría una cosa o otra. Sin apartar mi mirada empecé a jugar con la oreja de mi peluche, dándole pequeñas caricias y algún tirón que otro. levante una ceja expectante ya que parecía estar dándole muchas vueltas, o al menos es lo que parecía., a la respuesta que me iba a dar.

Parpadee al escuchar que le decía al camarero que no iba con ella, mi rostro izo una mueca de aburrimiento ya que al parecer tendría que matar a alguien para conseguir una maldita mesa, pero bueno que se le iba hacer. Cuando estaba apunto de llamarla frígida aburrida escuche como decía que de todas maneras me podía quedar allí, y de seguida volví a sonreír y me puse cómoda en mi asiento.

Estaba pensando en que preguntarle cuando empezó hablarme, al parecer tenia buen oído ya que me había escuchado cuando dije aquel comentario sobre ella, cosa que al volver a recordar no pude evitar sonreír con diversión. Sin borrar la sonrisa de  mis pálidos labios volví a poner mi atención en ella.

Tenia la voz aterciopelada, con un punto de superioridad en su forma de hablar cosa que me resultaba graciosa. Mientras la escuchaba empecé a jugar otra vez con las orejeras, esta vez con las dos, de mi peluche retorciéndolas entre mis dedos.

*Calipso... bonito nombre, el mio es Paruka*Dije mientras me encogía de hombros, y la miraba sin cambiar mi expresión.* Bueno, y con la cara que tenias bien podría ser lo que e dicho, y no, no se que es estar sentada en una silla, a mi me gusta mas mandar, no que me manden*Sonreí con suavidad, y desvíe mi mirada a mi peluche.

* Para que me duela a mi el culo que les duela a los demás no crees tu lo mismo Kou?*Sonreí mas animada y volví a fijar mi mirada en Calipso.

Y......que dibujas Calipso~chan?

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 :: On-rol :: Sintra :: Calles :: Zona Comercial

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.