staff.
links.
adwards.
En este mundo tan basto y próspero se encuentran todo tipo de cosas, todo tipo de historias y la nuestra se centra en tres ciudades que aunque parezcan totalmente diferentes tienen algo que las une desde su fundación. Todo comenzó hace cientos de años, cuando se fundó la primera ciudad: Shizuka Toshi, un lugar creado para que todos tipos de personas pudieran vivir en paz y armonía... Pero esto a ido cambiando con el tiempo, mientras las grandes ciudades fueron creciendo fue naciendo la corrupción en ellas. Los ideales con que fueron fundadas ya desaparecieron casi por completo y ahora solo queda ver qué hará la nueva generación para cambiar lo que las pasadas le hicieron a las ciudades que en algún momento llamaron "hogar".
will graham
hannibal lecter
pues los premios

El secuestro sensualmente secreto [Priv. Damon]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Invitado
Invitado está


Mensaje por Invitado el Lun Ene 26, 2015 9:42 pm

Buenos Días.—Menciona con una sonrisa amable por así decirlo, fingiendo simpatía, pero no la quería igual; tan solo será así por el trabajo que tenía y por la reunión que llevaba en estos momentos al ser la representante de la familia. Suspiro pesadamente mientras seguía sonriendo.—¿Qué necesitan?— Menciona, educadamente borrando de a poco la sonrisa de su rostro con los segundos que pasa. Se cruza de piernas y empieza a jugar con su cabello.—Lo siento por mi mala educación.— Se disculpó ante los adultos en frente.—Soy Nadya Indra, la representante de la familia Twist, la familia de sicarios por así decirlo.— Respira hondo tratando de llevar todo de la forma más amable de todas, pero no podía soportar hacer todo el trabajo que Romina, la representante que no pudo venir por “temas urgentes” debía hacer. <<Joder>> Pensó mientras suspiraba con las palabras un poco en mente <<no le debo hacer más el trabajo a esa zorra; ya sé que en vez de ir a hacer sus responsabilidades va a bares.>>.

Hace unos 3 días consecutivos a las cuatro de la tarde nos llegó un correo electrónico— Hablaba en “nos” para referirse a toda la familia de sicarios, o por decir, compañía mini que solo contrataba a gente útil, como ella—Nadya—, por ejemplo.—diciendo que querían reunirse con el representante de la pequeña “compañía” por así decirlo de la familia Twist; necesito saber el por qué la reunión aparente, ya que la familia Twist tiene horarios bastante apretados como para estar perdiendo el tiempo en una simple reunión.— Suspira hondo y vuelve a sonreír. Sentía que estaba haciendo las cosas bastante bien. En resumen: Nadya estaba bastante segura de sí misma. En sí, suspiro otra vez y abrió la boca para hablar.—: ¿Y porque estáis todos callados?— Pregunta.—¿Para qué me enviaron el correo? ¿Razón? ¿Hay alguna?— Se mordió el labio inferior hasta hacerlo sangrar para beber su sangre al notar que los hombres no hablaban, si no tan solo uno se para y empieza a caminar de un lado a otro.


Queremos, contratarla, para nuestro lado, señora Nadya.

No puede evitar quedar “WFT” ante lo que dijo, haciendo que ahogara una sonrisa burlona por completo riéndose del tipo que hablaba ahí y daba vueltas como un loco, pero sin tener apariencia de uno. Suspiro.—¿Y me iréis a contratar para plantar flores o qué?— Pregunta en tono burlón, mientras se levantaba de a poco, con intención de irse.

Alguien… ¡Alguien como usted no comprende lo que quiero decir! ¡Le pagaríamos el tripe, no, el cuarto de lo que le pagan a usted! ¡Vivirá en una zona mejor que la de ahora! ¡Irá a los mejores casinos! Tendrá, más accesibilidad a las armas, tendrás mejores armas y ayudantes y no perderá el tiempo con esa flia.Quiso reír, pero se aguantó para no ser maleducada, y es ahí cuando abre la boca, suspirando.—¿Y acaso piensa que me uniré al grupo de los perdedores?— Hace una sonrisa burlona. <<Lastima que no tenga telequinesis>> pensó con lastima, mientras se acercaba al hombre hasta estar a unos centímetros de él, donde le empujo para hacerle caer al suelo, mientras con su mente aumentaba el frío del lugar. <<me divertiría mejor si pudiera mover los objetos con la mente.>>

Conociendo los problemas de este hombre, cada maldito problema y situación que tenía con sus compañeros, familia, etc, haciéndose su “amiga” para conseguir objetivos hasta que se dio cuenta de que era demasiado débil de lo que aparentaba, se agacho hasta llegar a su oído izquierdo, con una sonrisa burlona.—Hipócrita~— Siseo por debajo solo para que él escuchara, mientras se preparaba para sacar el veneno en forma de palabras. Nadya se pregunta: ¿Qué se siente ser la causa de la muerte de sus amigos? ¿O que se siente ser la causa de que su hija se quiera suicidar? Oh… mejor dicho, que ya se suicidó. <<Ya se las palabras correctas.>>—¿Qué se siente… ser la causa de la muerte de tus amigos?— Siseo de forma triste pero fingiendo ese sentimiento cuando por sus adentros se divertida por completo. Rio con burla.—O mejor dicho: ¿Qué se siente ser la causa del suicidio de su hija? Lo sé, lo sé; me dirás ese sermón otra vez pero… ¿No crees que se suicidio por como la tratabas? Hombre, ve la realidad, por Dios.— Se empezó de aburrir de él, entonces se paró con una pequeña sonrisa burlona para decir—: Muere <3— e irse.

Y eso hizo.

Pero, cuando estaba en la salida, para irse, sintió que algo le pinchaba el hombro, como si se tratará de un dardo, claro, es un dardo, ¿pero cómo? Nadya parpadeo tres veces consecutivas, confundida por completo, mirando de reojo su hombro izquierdo, haciendo una mueca de desagrado quitándose de golpe el dardo.—¡¿Eh?! ¡¿Tan bajo han caído?! ¡Cobardes! ¡Sii, eso, COBARDES! ¡En vez de lanzarme un dardo peleen como hombres!— Gritó enfada, cayendo de rodillas un momento sintió demasiado sueño, haciendo que se alarmara por completo. <<¡M-me tratan de dormir! ¡Cabrones!>>

Cayó al suelo.

Se sentía cada vez más cansada, queriendo dormir. Se mordió el labio fuertemente antes de cerrar los ojos para “descansar”¨, pero, ¿Qué le harían estos tipos? Tan solo eran unos cobardes más, unos… imbéciles y cerdos infelices. Río con amargura.—Los llevare al infierno~— Dijo, por última vez, antes de caer dormida.

Y cuando se despertará, no sabría donde se encontraría...

Volver arriba Ir abajo

Habitante de Sintra
Masculino
Monedas :
1

Fecha de inscripción :
17/01/2015

Localización :
En tu cama.

Empleo /Ocio :
¡Si-ca-rio!

Humor :
Ahh pues excelenteee...~

Damon está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Damon el Jue Feb 12, 2015 10:36 pm

Por más que intentara prestarle atención a lo que el tipo decía, sus palabras nublaban mi mente. Podía captar alguna que otra, pero no lograba formar una oración entera. La saliva que salpicaba su boca al hacer el intento de hablar me tenía los huevos llenos. ¿Es que no comprendía que noo estaba interesado? Rodé los ojos, apoyando mi mentón en la barra y soltando un largo bostezo. Un golpe seco en la tabla de madera me hizo entender que él se había hartado, dejándome por fin libre. Sinceramente no tenía ganas de escucharlo, esos tipos de conversaciones de "¿Puedes trabajar para mí?" no me molaban ni un pelo.

El barman no tardó en traerme la cerveza que había pedido. La espuma rebosaba por el borde del vaso, justo como a mí me gustaba. Le sonreí en señal de agradecimiento y tomé un sorbo ruidoso que alertó a las damas sentadas detrás de mí. Supuse que eso era de maleducación, aunque me importaba un comino. Tampoco es como si ellas tuvieran el coraje como para quejarse, probablemente por las garras en mis manos. No entendía qué esperaban, después de todo en Sintra uno se encontraba raro tras otro. La ciudad en sí estaba llena de mafiosos, uno peor que el otro. Y ni hablar de los cazarecompensas.

Ladeé la cabeza ligeramente hacia atrás, sonriéndole a las señoritas. Ellas desviaron sus miradas, con un ligero sonrojo en sus mejillas. Una de ellas me hizo un gesto para que la siguiera, y eso hice. Me uní a ellas, tomando mi vaso y sentándome a su lado. Una pelirroja me ronroneó en el oído algunas palabras, que erizaron cada vibra en mi cuerpo. Ella colocó frente a mí un vaso con una bebida trasparente, la cual supuse que era vodka.

-¿Aguantas más que nosotras, guapetón?-los movimientos en sus labios eran lentos, pronunciaba cada palabra con detenimiento. No podía negarme, además sabía que por mucho que bebiera mi estómago se mantendría intacto. Asentí como un perro faldero, y de un solo trago bebí todo el contenido en la copa. Al principio me sentí de maravilla, pero algo andaba mal. La sonrisa maliciosa en el rostro de todas me indicaba que algo no estaba bien. Pestaneé varias veces, el rostro de una comenzó a desfigurarse. Miré a la pelirroja a mi lado, su cabello se había convertido en una mancha rojiza. Me puse de pie, mareado. No sabía si el mundo daba vueltas a mi alrededor o si era yo el que se movía tanto. Caí al suelo, arrastrando mi mano hacia la puerta del bar. Pronto, Morfeo me arrastró a sus brazos.

Me había dejado atrapar, como un iluso. Cuando desperté, estaba atado con cadenas a una silla. Las cadenas eran pesadas, y por mucha fuerza que tuviera no podría romperlas. Mis garras me habían sido despojadas. La habitación en la que estábamos simplemente tenía una puerta, el piso y las paredes eran de madera.

A mi lado, una joven estaba en las mismas condiciones que yo. Un foco de luz -a penas podía considerarse como tal, ya que la luz que nos proveía era muy vana- nos iluminaba a ambos, estaba encima de nosotros. Sus ojos azulados llamaban mi atención, eran hermosos pero demostraban cierta frialdad. Ni siquiera disimulé que la estaba mirando, ¿para qué hacerlo?

-Así que... ¿tú también fuiste tan tonta como para dejarte atrapar eh?-sonreí, dejando al descubierto mis colmillos blanquecinos.


Off rol:
Lamento tanto la demora D:

Volver arriba Ir abajo

Invitado
Invitado está


Mensaje por Invitado el Miér Feb 25, 2015 6:12 pm

Se despertó por completo, entrecerrando los ojos y dándose cuenta de que babeo un poco. Hizo una mueca de disgusto y trato de levantarse de a poco. Cuando pudo reincorporarse por completo, la atención de Nadya fue desviada hacía la voz de un chico rubio mostrando sus colmillos blanquecinos.  

Era el típico rubio de ojos azules partible; de seguro en esto se iba a morir primero. Los hombres siempre tenían el cerebro en la polla, así que lo miro con desdén. <<Mira quien habla.>> Rechisto mentalmente. Estrecho sus parpados, mirando al rubio con suspicacia; sospechaba de él en todos los ángulos posibles. Tanto izquierdas como derechas. Su apariencia, no inspiraba confianza, menos lealtad.

Lo miro sin pestañear.

Debía actuar sensata, eso es lo que pensaba y siempre se decía, pero teniendo a una persona que tenía la palabra 'Sospechosa' en la cara, era malo. Se cruzo de brazos y bufo por su debajo.—Esto no es nada bueno.— Musito, para si misma.  

Miro al rubio.

Creo que eso, debería estar diciendo yo.— Cercioro, estrechando un poco mas sus parpados, pestañeando tres veces seguidas.—No importa— Dice—Lo importante es encontrar la salida primordial de esto.— Agregó al tema, como si fuera verdad, aunque Nadya creía que era cierto, y bueno, lo obvio, pero siempre era necesario decirlo por si el rubio es mas idiota que las papayas.

Lo miro.—Quisiera saber: ¿Quién eres?— Indagó, con la mirada y palabras, penetrando sus ojos con los suyos.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.