staff.
links.
adwards.
En este mundo tan basto y próspero se encuentran todo tipo de cosas, todo tipo de historias y la nuestra se centra en tres ciudades que aunque parezcan totalmente diferentes tienen algo que las une desde su fundación. Todo comenzó hace cientos de años, cuando se fundó la primera ciudad: Shizuka Toshi, un lugar creado para que todos tipos de personas pudieran vivir en paz y armonía... Pero esto a ido cambiando con el tiempo, mientras las grandes ciudades fueron creciendo fue naciendo la corrupción en ellas. Los ideales con que fueron fundadas ya desaparecieron casi por completo y ahora solo queda ver qué hará la nueva generación para cambiar lo que las pasadas le hicieron a las ciudades que en algún momento llamaron "hogar".
will graham
hannibal lecter
pues los premios

~Save~ [Gaia]

 :: On-rol :: Gythio :: Calles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
158

Fecha de nacimiento :
24/09/1977

Edad :
41

Fecha de inscripción :
31/05/2014

Localización :
Donde sea...

Ver perfil de usuario

Mensaje por July Oswalder el Sáb Jul 12, 2014 12:03 am

Gythio, el peor lugar para vivir, o mejor dicho, el mejor lugar para morir lento y con dolor. Ese lugar cubierto por su extensa contaminación, su penetrante obscuridad, y su sublime soledad, era la tortura para muchos, pero para otros un hogar, un refugio en donde podían escapar de sus tristezas, o en sí, el perfecto lugar para sepultar sus sueños, estancándose en el arduo trabajo día tras día entre varios contaminantes. En veces era sorprendente observar como los mismos seres luchaban por permanecer en ese sitió, y muy pocos trabajaban por irse, pero ni que pensar, salir de ahí era un privilegio para unos pocos, entre ellos, aquel pequeño Doll.

¿Por qué a pesar de poder ir a mejores zonas él decidía regresar a ese asqueroso lugar? Era la duda que algunos se preguntaban en silencio al verlo. Era la viva imagen de la juventud en medio de una sociedad de mayores, lo que no sabían es lo que se guardaba. Conocía apenas lo básico, pero a gran detalle le faltaba tocar ciertas cosas, y eso, que aquella ciudad era por más su origen.
Para él, vagar por ahí, era lo mejor que podía hacer para completar su base de datos con respecto a las zonas, pero Gythio era su mayor misterio, eso es porque se sentía retenido por una cosa, o en sí, alguien.

El cielo era cubierto por una densa nube en aquel frío atardecer, la lluvia caía delicada pero en gran tamaño logrando que cualquiera que pasara por las calles terminara empapado con tan solo recorrer algunas cuantas cuadras. A pesar de ello, acelerados pasos se escuchaban golpeando el húmedo asfalto los cuales no se detenían por ningún motivo. El pequeño ser chocaba con varios que se ponían al frente y esquivaba lo que pudiera, pero a pesar de ello, se sentía algo perdido, eso se notaba por su agitada respiración. Parecía correr abrazado a su pecho, más si se veía mejor era otra cosa. Se trataba del joven Doll refugiando de la contaminación a su querido y más preciado amigo, aquella pequeña ardilla, guardada entre su gabardina mientras era protegida por una simple mascarilla de oxigeno la cual estaba por dar sus últimas y en nada estaría de nuevo expuesto a las toxinas.

July, sin saber su desesperación por llevarlo a un lugar seguro, corrió a ciegas, olvidando tener contacto con algún vidrio o espejo que se le cruzara, lleno a ciegas. -Padre...- Susurró entre jadeos buscando la ruta que lo llevaría hasta la seguridad de su hogar, hasta aquel hombre que le había traído al mundo, pero estaba completamente perdido en esas calles, y su energía comenzaba a agotarse, llevaba así por una larga distancia y tenía tiempo de que no se habían visto, al menos desde su escape de investigación.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
05/05/2014

Gaia está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Gaia el Mar Jul 15, 2014 6:31 pm

U: Perdón por la demora y por lo corto, ando algo enfermo.

Al mirar a su al rededor siempre se preguntaba por qué seguía viviendo en esa ciudad, podía fácilmente irse a otra a una más cómoda sin tanta baja autoestima como la que prácticamente se podía respirar en las calles de Gythio, pero seguía ahí. Después de todo ésta era la ciudad en donde había creado al primer doll y empezó a construir androides. Era un sentimental en el fondo.
Fue entonces, cuando pensó en su primer doll ¿en dónde estaría ahora?, Gaia era realmente malo con los rostros, de seguro si se lo llegaba a encontrar no lo reconocería a la primera. No importaba, esperaba que al verlo le resultaría familiar.  No lo buscaba tampoco, no porque no tuviera tiempo sino por que siemplemente no tenía el ánimo suficiente como para recorrer toda la ciudad en búsqueda de un doll del cual ya no recordaba su rostro a totalidad.

Salió de su hogar en búsqueda de...nada realmente, sólo se estaba cansado de estar en esas cuatro paredes que a pesar de ser de su agrado, se estaba empezando a hartar de siempre estar en el mismo escenario. Como nunca, salió a una hora aparentemente popular pues las calles estaban llenas. Caminó esquivando a las personas que iban sin mucho interés, las jornadas laborales ahí eran agotadoras y las remuneraciones eran pocas en comparación, pero no podían decir algo porque si lo hacían terminarían en la calle.

Entre el mar de personas una le llamó la atención, tenía un rostro bastate joven y no parecía ir a algún lugar en específico.  Parecía perdido... Suspiró, no tenía nada mejor que hacer. Se acercó al joven de cabello claro y lo tomó del brazo, practicamente lo arrastró hasta un lugar alejado de la multitud de personas y bastante más tranquilo.- ¿Estás perdido? -No parecía ser un habitante de Gythio, ahí casi no había gente joven, debía ser un niño que se escapó de otra ciudad y sin saber cómo llegó a parar a ésta.
Mantuvo su mirada fija en él, le parecía muy familiar... Se sacó la máscara de gas para verlo con más claridad aunque ésta no afectaba para nada su visión. -Si quieres puedo guiarte -Haría algo bueno por primera vez en mucho tiempo, estaba bien que fuera un demonio, pero podía darse el lujo de ser amable de vez en cuando.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
158

Fecha de nacimiento :
24/09/1977

Edad :
41

Fecha de inscripción :
31/05/2014

Localización :
Donde sea...

Ver perfil de usuario

Mensaje por July Oswalder el Miér Jul 16, 2014 2:45 pm

Spoiler:
Si eso es corto, no me imagino lo que será cuando hago un speed rol. Relajate, aquí sabes que se te espera lo que sea necesario, y recuerda, no estas obligado a contestar mucho si no puedes, yo simplemente me adapto a ti
-------------

Un ser que iba sin un rumbo fijo por la vida, pero que luchaba y se entregaba por el bien de otro, eso es lo que era aquel Doll, que a consciencia o no, trabajaba hasta dar la última pisca de sí para cumplir la meta entregada, en este caso, salvarle la vida a su pequeño amigo. Lástima que hacía las condiciones que se encontraba, no estaba prestando toda atención como antes, acaso…¿Ese sería un reflejo de nuevo cambio en él? Ni siquiera lo pensó y siguió corriendo por aquellas lúgubres calles. Lo que no se esperó fue la repentina detención que un hombre le hizo.

No reaccionó en contra, ni luchó por aquel desvió ocasional, simplemente mantuvo más apegado a su pecho al pequeño animal para que de esa forma no resbalara y callera en peligro. Solo miraba a las personas alejarse, escuchando los murmullos ya sin poder descifrarlos, hasta ese momento fue cuando entendió que se había perdido, nublando su mente sin una señal de pensamientos, era como si gracias a ese jalón, pudiera despertar.

Se giró a verlo, pero tenía unas intensiones de dejarlo hablando y simplemente irse, se notaba al momento en que no le contesto para regresar su mirada al camino, pero algo lo detuvo, algo interno a su sistema, ese algo le decía que aquella voz, a pesar de ser distorsionada por la estorbosa máscara de gas y el ruido de la lluvia, ya antes había sido escuchada por él, estaba guardada en su gran base de datos que recopilaba de cada individuo con el que se topaba, pero a pesar de ello, le costaba reconocerlo. Al menos hasta que le permitió ver su rostro.

Negó con su cabeza a sus amables palabras, pero había cosas en donde no podía meter a externos, estuvo por pedirle un intercambio de máscaras o que le permitiera utilizarla por un rato, pero su mente se bloqueó al entender con quién se había encontrado.

Su rostro, que la mayor parte del tiempo se presentaba inexpresivo ante cualquier situación o persona, dio señales de vida, un alivio recorrió su cuerpo, mientras que su agitada respiración no le permitía soltar palabra. Si tan solo supiera como se sentía podría describir la felicidad que sentía por verlo. -…Pa…Pa…Padre…- Atinó a susurrar. Era innegable, aquel alto hombre que se había prestado para dar su ayuda era nada más ni nada menos que su creador, su sistema no podría equivocarse, incluso su esencia era la misma.

Sin mucho más que decir, extendió lentamente su pequeña mano a él, así llegando a tomarle por la muñeca con la que sostenía su propia máscara de gas, era una pequeña señal de lo que necesitaba, más no dijo nada. Nunca pensó en que haría al encontrarlo, pero bien sabía que era lo que necesitaba, oxigeno, en una zona tan putrefacta, es lo que más se pedía. Lo sorprendente era la forma en que se toparon, y no era alguien que pensara en el destino, al contrario, se sentía atraído al mayor por el simple hecho de que era él quien le dio la vida.  

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
05/05/2014

Gaia está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Gaia el Dom Jul 20, 2014 5:05 pm

Tal vez fue por el cuerpo pequeño del contraria y su rostro joven, pero se sacó el abrigo y lo cubrió con éste para evitar que se mojara con la lluvia, aunque ya era un poco tarde. Su mirada se afilió cuando lo llamó "padre", porque lo había llamado así a él, ¿verdad? No iba a negar que su cara le era muy familiar y existía la posibilidad de que el chico que tenía en frente sea un doll que él había creado, pero también era muy probable que el joven estuviera cansado, enfermo y no piense bien y sólo confundió a Gaia con otra persona...Pero no se daría el lujo de la duda, se llevaría al chico de cabellos claros a su casa, ahí podría saber si de verdad era una de sus creaciones.
Le puso su máscara de gas, el muchacho parecía estar a punto de desmayarse y eso no sería bueno. Lo tomó en brazos, cargándolo como si de un niño pequeño se tratase (cosa que no era muy extraña en ese caso pues por la notable diferencia de edad y estatura de ambos) y empredió la caminata. Su hogar estaba algo alejada de la ciudad, trató de irse por calles pocos transcurridas para evitar miradas raras si es que alguien lo veía llevarse a un niño prácticamente inconsiente a su casa.

Su vivienda, por fuera, no era muy diferente de las otras: descuidada, de colores opacos y parecía abandonada. Pero por dentro era muy distinta, claro, había papeles y partes de quién-sabe-qué por todos lados. Tenía buenos muebles y había improvisado un sistema de filtrado de aire, haciendo que todo lo que entraba por varias ventanillas por el techo de la casa (y otros lugares como arriba de las ventanas) era limpiado de todo la contaminación. Dejó el cuerpo del chico sobré un sofá negro y le quitó la máscara de gas. Todos los que entraban por primera vez se mareaban, cosa obvia al no estar acostumbrados a respirar un aire tan puro como ese. Le quitó su abrigo para dejarlo algo más ligero, su casa también estaba aclimatada, cosa que casi nunca se pasaba frío o calor.

-¿Estás bien? -Preguntó después de un largo silencio. -Quedate aquí -se dirigió a un estante pegado a la pared de la habitación en que estaban (que sería la sala de estar) y empezó a revisar varios papeles, después de unos minutos encontró el que estaba buscando: el registro de los androides que había creado. Tomó asiento en una de las esquinas del sofá y miró página por página hasta que en una, encontró la foto de July- #7.42 -murmuró. Era el primero que había creado, una mezcla entre doll y androide. Sonrió con melancolía, nunca pensó volver a encontrarlo, pero ahora que lo había hecho no lo dejaría ir fácilmente. - No nos vemos hace años -le acarició el cabello con una mano de forma despreocupada. El doll no debería saber mucho sobre sí mismo porque, bueno, no tuvo tiempo para enseñarle cómo funcionaba y él tampoco lo sabía del todo.- ¿Tienes hambre? -Se puso de pie y esperó una respuesta de July. También tenía muchas más preguntas que hacerle pero ya tendría tiempo para eso.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
158

Fecha de nacimiento :
24/09/1977

Edad :
41

Fecha de inscripción :
31/05/2014

Localización :
Donde sea...

Ver perfil de usuario

Mensaje por July Oswalder el Dom Jul 20, 2014 6:38 pm

Sabía que situaciones como esas eran de agradecerse, su madre adoptiva siempre le repetía una y otra vez el gusto que le daba que actos buenos fueran vistos por la vida, que a pesar de la oscuridad siempre se tenía que tener fe, pero ¿Qué era eso?
Se mantuvo tranquilo para dejarse llevar, cayendo en poco en un ligero sueño que al llegar al hogar se esfumó, simplemente estaba recargando algo de su energía, ya que, a pesar de ser una creación casi perfecta, tenía bastantes fallos en su sistema.
De todos modos, el chico no soltó ni una palabra, permitiendo que el mayor hiciera lo que quisiera, pero en cuanto se le dejó estar en el sofá sintió un mareo notando el sistema que estaba instalado.

Aprovechó la pureza del aire y se abrió su gabardina para ver como estaba su pequeño amigo. Por culpa de que el gas de su máscara se había agotado, el animal había respirado parte de la contaminación, más sin embargo no fue mucho, ya que ahora se encontraba dormido en sus brazos oxigenándose de ese lugar. -¿Eh?...- No podría decir que se sorprendió al escuchar su nombre, pero, si lo hizo reaccionar, nadie lo llamaba así, en verdad estaba casi olvidado. Le miró sin un cambió en su rostro, ni una expresión, más al sentir su mano sobre su cabeza, se dejó hacer. Ese cariño le gustaba. -…- Pero ante sus palabras no decía nada, era callado, reservado con las personas, además, lo que ahora lo tenía más que atento, era su compañero animal.

Bajó la mirada hacía sus brazos y con su dulce e inocente voz atinó a decir con simplicidad -…Agua- Al tiempo de que tanteaba el pequeño hocico de la ardilla. July no tenía la capacidad de comprensión con respecto a los que le rodeaban e incluso de sí mismo, pero de algo estaba seguro y es que cuando se trataba de los animales, él era el primero en saber su estado y los ayudaba casi de manera instantánea -…No ha tomado nada desde la mañana…- Justifico, para mostrarle al animal en sus brazos, señalando de que al que debía atender no era a él.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
05/05/2014

Gaia está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Gaia el Lun Jul 21, 2014 1:23 pm

Era un chico callado, eso le sorprendió un poco pues pensó que reencontrarse después de tanto tiempo daría pie a varias preguntas por parte del doll, pero suponía que aún no se sentía bien.

Al momento que vio al animal hizo una pequeña mueca- ¿Una rata? -o era un ratón? No era muy dado a reconocer a los animales, sobre todo porque hace mucho tiempo que no veía uno. Con el dedo índice le acarició la cabeza pero en seguida apartó su mano. - ¿Han comido? -Notó la preocupación de su "hijo" hacia la rata (o lo que sea), cosa rara pues no debería hacerlo. Esperó una respuesta y fue a la cocina, buscó un gotero y lo llenó de agua. Volvió a paso lento teniendo cuidado de no derramar la poca agua que llevaba.- Abre su boca -Al ser un animal relativamente pequeño debía darle agua con cuidado y no debía ser mucha o terminaría por ahogarlo. Gota a gota, cuidando de hacerlo despacio, le dio agua a la mascota de July.- Si tu quieres agua hay en la cocina -le pasó el gotero por si quería darle más agua al animal. Volvió al estante y tomó el libro que contenía toda la información del doll- Toma -se lo tendió, de seguro le serviría más a él que a su estantería.

Esperó a que las cosas se calmaran un poco y tomó asiento en su sofá, respiró profundo y dirigió su mirada al contrairo- ¿Qué haces en esta ciudad? -July era inteligente y estaba seguro de que sabía que tanta contaminación no le hacía para nada bien ya que fue construido de forma que fuera muy similar a un ser humano, incluyendo algunas de sus debilidades. -Deberías marcharte de ésta ciudad, en Sintra te iría mejor.- Aunque ahí habían muchos delitos que ni siquiera se llegaban a conocer por la mafia. Se lo pensó un poco mejor- En shizuka Toshi. Ve ahí.- Era un lugar tranquilo y con las habilidades del menor de seguro lograba encontrar un lugar donde vivir, tal vez incluso un trabajo y así mantenerse a sí mismo.- Si quieres te llevaré -No iba a decir que no estaba apegado a su creación, pero sabía bien que si seguía viviendo en Gythio sólo con una máscara terminaría por morir y no permitiría que uno de sus más grandes logros terminara por apagarse en un lugar tan deprimente como era ésta ciudad. Pero primero que todo se aseguraría de que estuviera bien, lo cuidaría por un tiempo antes de dejarlo ir.-

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
158

Fecha de nacimiento :
24/09/1977

Edad :
41

Fecha de inscripción :
31/05/2014

Localización :
Donde sea...

Ver perfil de usuario

Mensaje por July Oswalder el Lun Jul 21, 2014 2:28 pm

Siguió sin dar respuesta alguna a sus palabras, preocuparse no estaba en su consciencia para realizar, él podría sobrevivir un rato más sin alimento o bebida por lo mismo es que no lo pedía, al menos más que un simple humano, lo que en poco si se le exigiría sería el sueño.

Asentía a sus palabras obedeciendo correctamente como era de esperarse, pero más que ello, mantenía más su atención en su pequeño amigo, del cual ni molestia presentó cuando lo llamó rata, no tenía por qué corregirlo o algo. Fue ahí donde le presentó aquel interesante libro. Era innegable que le agradaba la lectura, le proporcionaba información a veces necesaria para el simple hecho de recopilar datos, pero a sabiendas que aquello eran datos suyos, se presentó algo confundido. –Bien…- Tampoco lo negó se lo llevó a su lado para no olvidarlo, ya que no movería al animal mientras estuviera inconsciente.

-…Puedo ir por mi propia cuenta…- Contestó después de todas las palabras de preocupación por parte del mayor. Claramente durante todos esos años que estuvieron separados desde su primer día de nacimiento, desde el secuestro, ni uno ni el otro sabía lo que el contrario vivía, y July había visto bastantes cosas a lo largo de los años. Se dispuso a darle leves caricias al roedor para que supiera que no lo dejaría, mientras la atención del rubio se mantenía para el demonio. –Conozco las ciudades perfectamente…Las eh recorrido en un ochenta y tres por ciento de lo que tengo viviendo…- Pero se silenció por un momento, para llevar su mirada a la puerta de entrada, sin una señal de expresión en su rostro. –El otro diez y siete por ciento…Han sido…Intentos fallidos de recorrer Gythio…Mao no soporta la contaminación…Y al mismo tiempo no soporta que lo deje de lado…- Y volvió su mirada a la ardilla jalándole ligero de su peludo cachete. -…Gracias por salvarlo…- Dijo en un tono más bajo ya que agradecer era relativamente algo nuevo en su sistema, y su madre, April siempre le decía que era la mejor forma para demostrar que apreciaba algo que alguien más le daba. Era ahí donde se daba ciertas ideas relacionadas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
05/05/2014

Gaia está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Gaia el Sáb Jul 26, 2014 8:55 am

No se esperó que le fuera tan bien por su cuenta, una parte de él se alegró pero por otro lado se sintió decepcionado , después de todo su creación ya no lo necesitaba. -Deberías abandonar Gythio -No había nada ahí que fuera relativamente interesante, todas las personas estaban prácticamente muertas en vida, las estructuras se caían de vez en cuando y el mal tiempo azotaba mucho, sobre todo en invierno y duda que el Doll, con el cuerpo tan frágil, pudiera soportarlo.
Miró a la rata por un rato, al parecer era importante para July. Tomó la cabeza del animal, la giró levemente a ambos lados para verla bien y después de un rato dijo- Espera aquí, puedes tomar lo quieras -Se levantó de su lugar y subió al segundo piso donde tenía todas sus erramientas. Al menos haría algo bueno por su "hijo", aunque sea algo tan pequeño (literalmente) como algo que ayudara a respirar a la mascota de July.
No demoró mucho, casi unos 30 minutos y bajó.- Toma, pónsela -Le pasó algo similar a una máscara de oxigeno de color oscuro, no tenía tanque de oxigeno ni tuvos de ninguna clase.- Filtrará el aire y lo hará más puro, pero si la usa muy seguido se hechará a perder.- Fue lo mejor que pudo hacer considerando el tamaño tan pequeño, pero bastaría con que lograra ponersela para que empezara a funcionar- Tienes que evitar golpes.- Al ser una estructura tan pequeña era bastante frágil y cualquier golpe más o menos fuerte podría sacar de lugar algo o derechamente romperse.- Pero siempre puedes volver para que la arregle- Le sonrió fugazmente, no era lo suyo pero de vez en cuando era bueno hacerlo.

-Por cierto, mi nombre es Gaia
-puso una mano en la cabeza del doll y lo acarició suavemente.- Puedes volver o contactarme las veces que quieras -No negaría la ayuda a una de sus primeras creaciones- Y puedes quedarte aquí lo que necesites.-

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
158

Fecha de nacimiento :
24/09/1977

Edad :
41

Fecha de inscripción :
31/05/2014

Localización :
Donde sea...

Ver perfil de usuario

Mensaje por July Oswalder el Sáb Jul 26, 2014 4:12 pm

Se tomó las palabras de su creador para dejarlo ir. Se esperó un momento mientras observaba desde el sofá el lugar, analizando sin buenos datos aquella estructura, fue ahí que por inercia, se levantó y dejó a su pequeño compañero reposante en ese mismo lugar tomando solo aquella máscara que anteriormente le había dado el mayor. Su primer paso fue ir directo a una ventana, la que diera una mejor vista a las afueras, contempló aquel sucio vistazo y terminó por hacer contacto con aquel cristal, así logró poder registras mejor aquel espacio. Supo al instante el número de habitaciones, lo que contenían en base física, el trabajo interno y externo que tenía el sistema de purificación, y claramente tuvo la ubicación de aquellos vivientes.

Sin pensarlo el tiempo pasó observando desde ese lugar los movimientos del demonio hasta que lo tuvo a su espalda, acatando de inmediato a sus palabras. A Mao le quedaba como parte del cuerpo aquella máscara, ese hombre, Gaia, era asombroso. -...Vives solo...- Afirmó mirando a su amigo para quitarle el accesorio y dejarlo, su mirada al instante pasó fija y penetrante al mayor. -...¿Por qué no abandonas Gythio?...Me sugieres hacerlo...Pero sigues aquí...Solo...- Fue en ese momento que inconsciente apretó en sus pequeñas manos la máscara del mayor. -...Puede que tú...Seas lo que buscabamos de esta zona...No lo sé...Puede haber más...- Se acercó un poco más y le tomó ligero de la mano. -...July te puede ser útil...-

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
05/05/2014

Gaia está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Gaia el Miér Jul 30, 2014 10:28 pm

El chico era inteligente, a primera vista no había razón por la que alguien tuviera razones para vivir en una ciudad tan deprimente pero Gaia tenía una. - Vivo solo aquí porque no hay otra ciudad en donde pueda encontrar tantos materiales -las fábricas eran muchas y cada día sacaban más materiales que el demonio podía usar para crear algo o bien, repararlo. Además de que en los lugares abandonados encontraba cosas interesantes de vez en cuando y eso sumado a que practicamente nadie se interesaba por la vida de los demás le daba libertar para hacer lo que quería sin que nadie preguntara algo, cosa que en otras ciudades no pasaría.

Miró por un momento las manos que sostenían la propia, podría decir que las palabras y acciones del más joven lo enternecían un poco, pero no lo dejaría ver.- No te trates a ti mismo como un objeto -Le dijo sin ánimo de regañarlo, July a pesar de ser artificial ya era prácticamente una persona. Desde que lo vio supo que él tenía una personalidad, aún sin desarrollar por completo, pero personalidad al fin y al cabo y eso lo acercaba poco a poco a ser más humano si es que ya no lo era.- Puedes quedarte aquí todo lo que quieras, no me molesta tener compañía- Al contrario, tal vez le serviría un poco. Podría mandar a July a hacer algunas compras mientras él se quedaba en casa trabajando.- Hay una habitación vacía en el segundo piso, al final del pasillo a la izquierda. Aunque supongo que ya lo sabes .- Si mal no recordaba July podía saber esas cosas, saber la estructura de un área era una de sus habilidades...tal vez debía leer el manual que hizo del chico hace años, cuando aún era un prototipo.- No entres a mi habitación y todo estará bien, puedes hacer lo que quieras y quedarte lo que necesites. Usa lo que quieras.- Soltó la mano del pequeño y le regaló una pequeña sonrisa.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: On-rol :: Gythio :: Calles

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.