staff.
links.
adwards.
En este mundo tan basto y próspero se encuentran todo tipo de cosas, todo tipo de historias y la nuestra se centra en tres ciudades que aunque parezcan totalmente diferentes tienen algo que las une desde su fundación. Todo comenzó hace cientos de años, cuando se fundó la primera ciudad: Shizuka Toshi, un lugar creado para que todos tipos de personas pudieran vivir en paz y armonía... Pero esto a ido cambiando con el tiempo, mientras las grandes ciudades fueron creciendo fue naciendo la corrupción en ellas. Los ideales con que fueron fundadas ya desaparecieron casi por completo y ahora solo queda ver qué hará la nueva generación para cambiar lo que las pasadas le hicieron a las ciudades que en algún momento llamaron "hogar".
will graham
hannibal lecter
pues los premios

A drop in the ocean...

 :: On-rol :: Shizuka Toshi :: Hostal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
4

Fecha de inscripción :
09/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Zero Kiryuu el Mar Jul 15, 2014 1:01 pm

Tengo una imagen fija antes de dormir.
Unas manos delgadas, suaves y del color de la nieve.
Cada noche vuelven, me acarician y luego huyen, cubiertas de una sangre que presumo ajena a mí.
Tengo un perfume acobardado en la superficie de mi mente. Jazmines, rosas, galletas recién horneadas, rocío empapando la superficie del césped.
Memorias que intento de manera vana eliminar de mi conciencia… Si solo hubiese estado con ellos, no hubiese conocido la soledad de milenios a venir.
Hay unos ojos como el cielo en pascuas que me vigilan. Anhelantes de un milagro, milagro imposible.
Los demonios me siguen, demonios que no veo pero sé que están detrás de mí, esperando el momento justo para atacar.
Está será una noche más. Otra gota en el océano, un cambio de clima a lo mejor.
Despertaré sudado y con mi corazón latiendo de una forma completamente indigna para alguien de mi estirpe.
Buscaré por todos lados a alguien me contenga; no encontraré más que la humedad corroyendo de poco la pared de mi habitación.
Me levantaré, pondré a hervir el agua y tomaré unos pocos tragos de té antes de devolver mi cena y el líquido. Todas las mañanas son iguales.
Con suerte iré al mercado y compraré alguna chuchería.
Hoy es 15 de julio y a pesar de no notarlo sé que no falta mucho antes de tener que ir a cazar algo.
Escuchó unos ruidos en otro departamento. Cosa común. Muy a pesar que el 234 sur me pertenece eso no quita el hecho de que el resto de los departamentos merecen ser ocupados.
*********
Despierto a las 7 de la mañana, como cada día.
Siento la espalda húmeda, el olor de una sangre inexistente inunda mis sentidos y antes de lo normal tengo que correr al baño.
No se me hace agradable sentir la acidez y el amargo subir hasta mi boca, pero todo es tan automático que ya mis ojos no lloran.
Vuelvo a mi cuarto y me tiro boca arriba, tapando mis ojos con un brazo deseando de manera inútil que algo mejore.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
80

Fecha de nacimiento :
01/09/1997

Edad :
21

Fecha de inscripción :
22/07/2014

Ver perfil de usuario

Mensaje por Emi Chikamatsu el Sáb Jul 26, 2014 6:48 pm

OffRol:
Perdón por mi intromisión! :3
Fui hacia la pequeña cocina de mi habitación del hostal y abrí el armarito para sacar un plato y comer algo. Como si me estuviera esperando, nada más abrirlo, una tacita color crema cayó y me dio en la cabeza, para luego estrellarse contra el piso y hacerse añicos con un gran estruendo.-Maldición-murmuré. Vale que en esa habitación estuviera yo sola, pero en el resto no, y aquí las paredes eran de papel...
Busqué algo con lo que recoger los trocitos de la taza, pero no encontré nada. Suspiré-Tendré que recogerlo con las manos... ¡Qué ilusión!- concluí sarcástica-Me agaché y levanté varios pedazos, hasta que una afilada punta hizo contacto con mi piel, y las rasgó. Como si de fuego se tratara, lo solté, y corrí a lavarme la mano cortada. Odiaba la sangre. Con un trozo de venda que encontré, cubrí la herida. Al final no cené nada, solo fui a dormir. Aquel líquido me quitó el apetito...
*****
Abrí los ojos más temprano de lo normal. No sabía muy bien por qué, pero una extraña sensación me recorrió el cuerpo. Me levanté y miré el reloj. Las 6:45.
¿Tan temprano? Bufé y me tiré en la cama de nuevo y me arrebujé con las mantas. No quería levantarme, pero no podía volver a dormirme. Me estiré y decidí pararme, por hacer algo, en vez de perder el tiempo tirada mirando al techo. Me dí cuenta de que el vendaje se me había salido, y me sangraba levemente. Busqué vendajes en el baño y me los coloqué en la mano dañada.
Fui a la cocina, igual que anoche, y abrí la nevera para agarrar una fruta. Una manzana no me vendría mal... Varios ruidos llamaron mi atención, y mis orejas se movieron inconscientemente. Traté de oír mejor pegándome a las paredes. Parecía haber alguien despierto, y mi sexto sentido, por así decirlo, me hizo captar algo de sufrimiento.
Dejando la fruta olvidada, salí de mi habitación y busqué aquella de la que creía que provenían los sonidos.
Inconscientemente, toqué en la nº 234. ¿Sería esa o el sufrimiento ajeno que sentí no era más que el mío, pero camuflado como si fuese de otro?

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: On-rol :: Shizuka Toshi :: Hostal

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.