staff.
links.
adwards.
En este mundo tan basto y próspero se encuentran todo tipo de cosas, todo tipo de historias y la nuestra se centra en tres ciudades que aunque parezcan totalmente diferentes tienen algo que las une desde su fundación. Todo comenzó hace cientos de años, cuando se fundó la primera ciudad: Shizuka Toshi, un lugar creado para que todos tipos de personas pudieran vivir en paz y armonía... Pero esto a ido cambiando con el tiempo, mientras las grandes ciudades fueron creciendo fue naciendo la corrupción en ellas. Los ideales con que fueron fundadas ya desaparecieron casi por completo y ahora solo queda ver qué hará la nueva generación para cambiar lo que las pasadas le hicieron a las ciudades que en algún momento llamaron "hogar".
will graham
hannibal lecter
pues los premios

La soledad no es para siempre {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
20/07/2014

Localización :
Nyan en otakulandia~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Hikari Hakushoku el Dom Jul 20, 2014 1:23 pm

Nervios y miedo era lo que hacia acelerar el pulso de su corazón. La razón de esto no era ni una tormenta, ni un monstruo, ni un asaltante, ya que ninguno de estos tenia alguna probabilidad de aparecer. Los cielos estaban despejados, no habia niebla o miasma en los al rededores y el lugar estaba protegido. Ese no era el problema. El problema era aquella multitud de personas que paseaba por los pasillos. Mirara a donde miraba, para ella era una multitud de personas, aun cuando si solo fueran un grupo de tres estudiantes. La ciudad era demasiado nueva para ella. Esos años escondida en la más profunda oscuridad habia incrementado su insociabilidad, si es que antes tenia algo de sociable. Intentaba evitar chocarse con alguien, ya que si lo hacia su miedo aumentaría y seguramente arañaria a alguien o simplemente desaparecería en un abrir y cerrar de ojos saltando por una ventana o corriendo. Por suerte no pasó nada y revisó el horario que le dieron. A primera hora le tocaba artes visuales por una hora. No sabia si tenia suerte o no, ya que las artes era algo que dominaba, pero no sabia si seria capaz de comunicarse con alguien más. Intentando no pensar en ello, entro a la clase y se colocó en el sitio correspondiente, mientras los demás estudiantes acudían al aula.


Última edición por Hikari Hakushoku el Mar Ago 05, 2014 3:25 am, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Dom Jul 20, 2014 7:00 pm

Spoiler:
Con su permiso, tomaré este lugar~~~
-------------

¿Alguna vez dejaron libre a un perro después de tenerlo encadenado por varios días o meses o incluso años? Pues así mismo es como se sentía el joven albino rondando libremente por el mundo, haciendo lo que quiera, cuando quiera, y como quiera, él se las arreglaba de cualquier forma para poder hacer los momentos más aburridos en los mejores, tal vez no para los otros que lo rodeaban, pero sí para él.

Fue como en ese día se dispuso a probar algo nuevo, algo que en su infancia había visto, pero que en sus ya recorridos años nunca tuvo la oportunidad de experimentar, y se trataba nada más ni nada menos que ir a la escuela. Escuchaba quejidos de adolescentes, incluso de niños que lo aborrecían, pero Weiss siempre tuvo el dote de hacer cambios por diversión. Por ello es que terminó robando un uniforme escolar, pero no el común, no, se trataba de un uniforme femenino el cual, gracias a su delgado cuerpo y buena figura, lo hacían verse tal como una chica. –Pfff…Pero que aburrido…- El simple atuendo no era suficiente, por ello es que se añadió algunos accesorios, se ató en una pequeña coleta de lado el cabello y se colocó un par de prendedores para sostener su flequillo, se puso varias pulseras y un brazalete de tela ancho en su zurda, uno que otro collar, sus audífonos favoritos al cuello y claro, para no tener inconvenientes, llevaba por debajo un short de licra que hacía juego, todo eso le daba incluso un aire de chica deportiva, alocada pero dulce. Realmente se sorprendía de sí mismo a veces.

-¡BUENAS MIS QUERIDOS COMPAÑEROS!- Entró de golpe al aula sin saber siquiera que materia le tocaba, ni preocupándose de estar en la lista, él era tan extrovertido que su fin era divertirse y disfrutar. Saludó a los presentes y se llegó a sentar donde cayera, fue ahí donde la notó, un aroma peculiar que no siempre se sentía alrededor de los hombres. Giro un poco su mirada rosasea y chocó en aquella chica que al igual que él resaltaba su claro cabello albino. Sonrió travieso por un momento teniendo a la mirada a su siguiente víctima –Jeje, Buenos días compañera- Fue ahí donde le saludó más calmado, sintiendo cierto aire de temor por parte de la contraría.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
20/07/2014

Localización :
Nyan en otakulandia~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Hikari Hakushoku el Lun Jul 21, 2014 5:45 am

OFF ROL:
Perdona si lo que escribo es un poco corto, hace tiempo que no roleo y necesito practica asdasdasdas

La tensión aumentaba en su cuerpo y su corazón latia más rápido, a la espera de que comenzara la clase, que parecia que nunca iba a suceder. Sus ojos se movían nerviosamente por el aula, con su nerviosismo aumentando. Clavó sus ojos en la puerta, en la que estrepitosamente entró otra estudiante al aula, siendo extrañamente ruidosa, por lo cual ella casi salta de su asiento, ya que no esperaba que alguien entrara así de repente, cuando ya quedaban unos pocos asientos por llenar.

Intentaba calmarse, pero era algo que no podía. Intentó alejar los ojos de aquella chica, pero no podía. ¿Qué porqué? Porque su pelo blanco y sus ojos rojos demostraban que era una albina, al igual que ella. Pero aún así, eso no quería decir que era como ella, así que al final logró apartar la vista, pero al parecer aquella estudiante entabló una conversación con ella saludándola. El miedo corría por sus venas. ¿Cuánto tiempo pasaba que no hablaba con otra persona? No tenia ni idea, no sabía si quiera si aparte de sus padres y de aquel extraño señor, haya hablado con alguien más, y menos con alguien de su mismo sexo, por lo que decía su apariencia, con una coleta y unos prendedores en su cabello, y además con su uniforme. Hablar con una chica era lo más difícil para ella, ya que en su pasado, recordaba aquella casa, su antiguo hogar, en el que antes de marcharse, estaban aquellas mujeres con armas, y recordaba aquellas personas sin vida tiradas en el suelo, tratadas como monstruos. Un escalofrió pasó por su espalda, y entonces se dio cuenta de que aquel silencio fue demasiado largo, demasiado extraño, por parte de ella. Se había quedado bastante tiempo callada. Eso aumentaría las sospechas sobre ella, y no sabía lo que podía hacer. Levantó poco a poco la vista para mirar a su compañera. Ella aún seguía mirándola. Entonces reunió todo su valor para poder decir unas miseras palabras, lo cual costaba mucho más de lo que parecía.

-B-buenos días.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Lun Jul 21, 2014 12:49 pm

Spoiler:
Tranquila, aquí se te acepta lo que pongas, no todos estamos obligados a escribir mucho, tú escribe lo que puedas y ya yo me adapto~
-------------

Para cualquiera, estar justo en medio de un silencio no era nada cómodo, pero para alguien que podía percibir el temor y las esencias de su alrededor, era un deleite. Él sabía perfectamente en que estaba cayendo la chica, y era el miedo. Ah! Simplemente estaba alimentando su deseo por tenerla más y más cerca, un deleite para un demonio como él, a pesar de ello tuvo que contenerse, puesto que esa no era su razón de estar ahí –En verdad que eres tímida, jeje- Terminó por decirle de la forma más amigable posible y que con ello pudiera estar tranquila.

Pero sin esperarse se levantó tan solo un poco de su lugar acercando su rostro y olfatearle ligero antes de regresar a su lugar y regalarle una dulce sonrisa –Oh vaya, si que tienes un buen holor- Le señaló en forma de alago, pero si se veía a su forma, la estaba examinando, buscando saber su verdadera identidad, era bueno en eso después de todo. Le tendió su diestra con delicadeza y terminó ladeando su cabeza para solarle con su voz andrógina –Es un gusto, mi nombre es…- Pero por un instante se silenció, pensando si era correcto dar su verdadero nombre o no. Pero al final sabía que no reaccionaría con otro nombre, así que continuó –Perdón, soy Weiss, espero y nos podamos llevar bien…Em…¿Y tú eres?- Le cuestionó al final esperando que aceptara estrechar sus manos, aun no llegaba el profesor así que tendrían tiempo de conectar para pasar un rato juntas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
20/07/2014

Localización :
Nyan en otakulandia~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Hikari Hakushoku el Lun Jul 21, 2014 1:25 pm

OFF ROL:
Ok :3

El pánico la envolvía, aún si ella se resistía. Y aún más se aceleró pulso por temor cuando aquella persona se acercó para... ¿olfatearla? En ese momento se estaba resistiendo con todo lo que podía para que no se le dilataran los ojos y que se notara que era un neko, pero también se aguantaba a darle un bufido a aquella chica para que se alejara. Cuando se dio cuenta de que se había alejado, intentó calmarse. No podía hacer nada parecido a aquello, sería una falta de respeto, aparte del miedo que le daba que alguien supiera que era un neko, ya que temía que sucediera lo que le pasó a sus padres en aquella casa. Pero no podía calmarse, la ansiedad no se iba, pero al menos podía contenerse de maullar o bufar a alguien. Entonces ella empezó a hablar de nuevo, y la intranquilidad la envolvió de nuevo. El esfuerzo de hablar era demasiado para ella, tanto que por un momento bajo la vista al suelo, y también agachó la cabeza. En cuanto se dio cuenta, volvió a su postura normal, aparentando no haber hecho nada.

-S-soy Hikari, m-mucho gusto.

No sabía como, pero había obtenido el valor de decir esas cuatro palabras, y aún más el esfuerzo de mantener su mirada, aunque en la suya se mostraba una gran sumisión por su temor. Y no solo en su mirada, aunque de una manera inapreciable su cuerpo esta temblando. Ella no se daba cuenta, ya que estaba concentrada en no hacer nada raro, y eso hacía que tampoco se diera cuenta de la pausa extraña que hizo Weiss al hablar.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Lun Jul 21, 2014 2:45 pm

Weiss había vivido lo suficiente como para toparse con muchos tipos de personas, pero una que derramara aquella inquietud por cada uno de sus poros, jamás. Tenía en mente que le costaría bastante acomodarse a ella o ella a él por sus actitudes completamente diferentes, pero eso era lo mejor, era lo que hacía divertido el estar sentado en ese lugar. –Hikari, interesante nombre- No iba a refunfuñar por no haberle aceptado la mano, a decir verdad, agradeció que así fuera, apenas recordó lo ásperas que podían ser a causa de sus duros trabajos del pasado. –Luuuuuz, brillo, resplandor- Comenzó a soltar una serie de palabras relacionadas mientras las canturreaba al aire sin molestia. –Tú me recuerdas al cielo, aunque eres más linda- Afirmó para giñarle el ojo.

Pasó la mirada a los alumnos presentes, que por alguna razón se juntaban en sus grupitos a susurrar cosas, de las cuales eran de ellas. Sabía que eran llamativos por sus herencias albinas, pero… -Que insolentes. Si tienen algo que decir de nosotras, deberían de soltarlo en nuestras caras- Les señaló juguetón pero sin perder su porte femenino, la cosa fue sorprendente respecto a la reacción de los otros. Hombres apenados y tímidos, con sus rostros enrojecidos. Al parecer los murmureos no eran negativos, sino al contrario. –Wow…En verdad que los hombres son predecibles- Se recostó en la paleta de su escritorio girando lo suficiente su cabeza para solo mirar a la minina –Eres de lejos ¿Verdad, Hikari? ¿Estoy en lo correcto?- Quería indagar un poco en su persona, un defecto que tenía a causa de ser un detective que rondaba por el mundo –Después de todo…- Sus ojos por un momento se afilaron y su tinte rosado se volvió rojiso completamente, una mirada que podría ser amenazante para cualquier presa. –Tu olor no es como el de los humanos de aquí- Susurró para que solo ella lo escuchara, sonriéndole entre dientes dejando notar un par de colmillos en ellos.

Pero el entretenimiento extra debía esperar, ya que al parecer aquel que daría la clase estaba entrando y dando órdenes al resto de alumnos. Weiss se volvió en su lugar y se acomodó atento a lo que venía.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
20/07/2014

Localización :
Nyan en otakulandia~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Hikari Hakushoku el Lun Jul 21, 2014 4:22 pm

La tensión la mataba por dentro. Gotas de sudor le bajaban por la frente. La razón de esto no era porque se sintiera mal o enferma, era porque no podía aguantar aquella conversación, ya sea por su timidez o por su miedo a las personas, especialmente a las de su mismo sexo. Sentía que iba a estallar. Y entonces perdió el control y instintivamente sus ojos se dilataron y soltó un bufido inaudible, ya que la conversación estaba tomando el rumbo de adentrar en su pasado. En cuanto se dio cuenta de esto rápidamente intentó hacer que nada había pasado y poner una postura normal, pero sabía que se había dado cuenta. Quien no se hubiera dado cuenta de aquello. El miedo hacía que la gente que la miraba o que la había mirado hizo que parecieran muchas más, como si todo el mudo la mirara. Sentir los ojos clavados en ella la hacía marearse. Cada vez se mareaba más, conocía esa sensación, luego del mareo seguramente vendría la perdida de vista... pero el profesor llegó justo a tiempo para salvarla, e hizo que pudiera tranquilizarse, ya que ya nadie la miraba.

La clase transcurrió con normalidad, primero pasó la lista. Sí, pasó la lista, no era el primer día de clase. Hikari entró a la escuela un mes después de haber llegado a la ciudad así que en ese momento ya había empezado la escuela, y este era su primer día, el que ya parecía interminable. Después de una ausencia de un alumno después, empezamos con la técnica. Intentó prestar atención en la explicación del profesor hacia los pasos generales del dibujo y del color, aunque ya lo supiera. Eso era mejor que concentrarse en los demás estudiantes y empezar en sentirse nerviosa. Transcurrida 1 hora entera, sonó el timbre. Hikari sacó de su bolsillo el horario y vio que le tocaba Calculo. Se levantó y dejó la silla en su sitio, pero antes de dejar el aula, intentó hablar de nuevo con aquella chica, de nombre Weiss, porque dentro de su interior quería quitar su miedo de hablar con otras personas. Reunió todo su valor, respiró ondo, y tocó su hombro para llamarle la atención.

-¿Q-qué asignatura t-te toca? Yo v-voy a calculo...

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Miér Jul 23, 2014 9:42 pm

El inicio de clases irrumpió al instante esa interesante plática que estaba teniendo con la joven pero no tuvo más que prestar su máxima atención al presente y a su "interesante" clase. A su gran pena, él era relativamente un asco en cuanto a lo que se refería del arte, le costaba seguir el ritmo de los demás, tanto así que sentía que sus energías se iban en vez de subir. Era molesto y el tiempo se le hacía eterno, rogaba por que todo terminara. -Es incluso peor que pelearse con los del cielo...- Susurraba en quejas para sí mismo. A su suerte, tenía bastante carisma y ser llamativo le ayudaría a tener victimas. Logró juntarse con uno de los estudiantes el cual le prestó de sus materiales y casi casi le hizo su trabajo. Claramente por recompensa tuvo que regalarle un dulce beso en su mejilla y un guiño antes de volver a su lugar.

El sonido de la campana fue lo que hizo que le volviera el alma. Tumbándose enseguida al escritorio y al mismo tiempo soltar un profundo suspiro de irritación -¿Siempre es así de complicado el arte?...- Cuestionó al aire antes de sentir aquel tacto en su hombro que lo hizo girar casi de inmediato la mirada, no le sorprendió que se tratara de la joven ya que parecía que ella, por igual que muchos, se sentía llamada por él, en especial por varios rasgos físicos en común. -¿Cálculo? ¿Asignatura?- Parpadeó un par de veces al no comprender a lo que refería, ¿Por qué cambiaría de aula? Aun así, pensó bien las cosas y se decidió a seguirla, aunque en verdad, sus razones eran otras. -¡Cálculo! Eso es asombroso, seguro eso será más divertido que esto, por supuesto!- Su natural emoción hacía que casi resplandeciera ante los demás.

Sin demorar, le tomó de la mano y salió casi corriendo del lugar hacía la nada, sin saber a donde se dirigía, pero la buena noticia hacía que actuara inconsciente. Dato curioso, Weiss siempre, desde que tenía memoria, adoraba por sobre muchas cosas las matemáticas, el sentido de sacar una ecuación, una formula y todo ello relacionarlo hasta poder crear algún aparato o sistema funcional. Imaginar que sin clases era bueno, ahora que le enseñaran cosas que desconocía era maravilloso, por eso es su descuido de llevarla a donde cayera, sin rumbo.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
20/07/2014

Localización :
Nyan en otakulandia~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Hikari Hakushoku el Jue Jul 24, 2014 3:45 am

Era algo molesto que el aula de artes visuales estuviera lejos de las demás clases. Por alguna razón, artes visuales se había ganada un aula especial en donde podian colocar caballetes, pinturas, murales, mini esculturas y mucho más relacionado con la pintura. El que hubieran creado esa aula a Hikari le parecia bien, pero le molestaba lo lejos que estaba de su clase, que estaba dividida en dos y, al haber solo una sala de arte, las dos clases se reunian en la misma aula, pero se separaban en la segunda hora. Esto pasaba también por educación física.

En cuanto Weiss salió apresurada cogiendole la mano, Hikari se asustó, pero no dejó de correr. Sus ojos se afilaron una vez más, corriendo la sangre de neo por sus venas. Pero no soltó ningún bufido, por raro que fuera no estaba odiando aquel tacto, pero aún así no se tranquilizaba, ya que aún seguía siendo una chica, y una persona, no un animal, a los que ella no tenia ningún miedo. Pasado un rato, se dio cuenta de que ya se habían pasado el pasillo que se dirigía al aula, pero aún así Weiss no paraba de correr. Hikari intentó frenarle todo lo que fuerte que pudo, pero en realidad tenía fuerza.

-W-Weiss, no es por ahi. E-es la clase 2-A

Hikari esperó a que corrigieran su rumbo para llegar hasta la clase, y asombrosamente Weiss volvió a correr de nuevo, llevando a Hikari con ella. Pasarón por los pasillos llenos de blanco y negro, buscando el aula correspondiente. En cuanto llegaron a la clase, Hikari se soltó de Weiss. No creia que hubiera podido estar tan cerca de una chica, pero aún así necesitaba tiempo, porque si seguia con aquel nerviosismo, podría incluso desmayarse. Pero aún así, no hice nada muy fuera de lo normal, sin contar lo que pasó antes de la clase de arte.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Sáb Jul 26, 2014 4:25 pm

A pesar de su error, le divertía bastante poder correr por los pasillos sin importarle si había reglas o no sobre ello -JAJAJAJA En verdad eres buena, seguro si alguien nos hubiera visto nos reportarían- Se mantuvo de pie frente a la puerta esperando que la chica hiciera algo al respecto, que lo abofeteara o simplemente le pidiera en la cara que la dejará en paz, no a cualquiera le gustaba meterse en problemas como a él. -Calculo...En verdad me gustaría saltarlo...Pero es tentador...- Se puso al frente del rostro de la chica y le sonrió de la forma más tierna posible. -¿Lista? Si necesitas ayuda, puedes pedírmela, ratonsita- Le dijo consciente, dejando ver que jugaba con sus palabras y comenzaría a llamarla como un animal, era uno de sus problemas. Y sin más abrió la puerta para entrar en silencio a diferencia de la clase anterior.

Se tomó un lugar en donde fuera casi invisible para el resto, pero que pudiera ver perfectamente la clase. La emoción por aprender aquello hizo que su sistema se desconectara de lo coherente y se perdiera un poco de sí, por ello mismo sus ojos dejaron de notarse rosas y se vieron afilados y rojos, mientras que su sonrisa dulce se dibujó de medio lado de un modo bizarro. Sabía sobre como se ponía y evitaría que los demás lo notaran, por ello se cubrió un poco su rostro con su diestra la cual tenía algunos tic. Ese era una clara señal de sus problemas mentales y su naturalidad demoníaca.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
20/07/2014

Localización :
Nyan en otakulandia~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Hikari Hakushoku el Sáb Jul 26, 2014 6:46 pm

off rol:
asdfdsfadsf si escribo poco es porque aqui son casi las tres de la mañana .-. sadfsadfsd hubo fiesta loca del cumpleaños de mi padre (?

Ella entró silenciosamente detrás de él, extrañada de que Weiss no hiciera la misma entrada que en clase de arte. Observó el aula que le tocaba, amplia y con pupitres separados. Había como 5 o 6 filas y 5 columnas de pupitres, si se miraba desde el techo. En las paredes habían unas estanterías al fondo y una pizarra en la pared derecha de por donde la entrada. Hikari pasó entre los pupitres, los cuales la mayoría ya estaban ocupados y solo faltaban unos pocos alumnos. Sin saber porque, ella seguía a la chica de clase de arte, seguramente porque era la única que conocía, y entonces se sentó al lado suyo, aunque hubiera como un metro e distancia de un pupitre a otro, como máximo. Se pusieron en el fondo, pero con una buena vista de la pizarra, ya que esta era grande. En frente de aquella pizarra se encontraba la mesa del profesor, notablemente más larga y más ancha. Dado que este no había llegado aún, intentó juntar todo su valor para hablar con su compañera.

-Tranquila, s-soy buena en el cálculo, s-se me da bien resolver las cosas, es una d-de las cosas que mejor s-se me da.

Ella aún tartamudeaba en algunas palabras, pues el nerviosismo aún no se había ido. La mirada con ojos de cordero, aún si no quisiera que le perdonara nada, ella ponía esa mirada sin darse cuenta, el miedo la obligaba a hacerlo. Dejó sus manos sobre la mesa, en la cual ya había dejado su libro de cálculo, el que había conseguido de un compañero del año posterior, que por suerte aún lo tenía. Tuvo suerte.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Sáb Jul 26, 2014 9:29 pm

Spoiler:
Despreocupate, tú contesta lo que puedas cuando puedas~~

-------------

Weiss tenía esa actitud que en cualquier momento estaría dispuesta a reventar y destruir todo por simple diversión, al igual que hacerlo por un colapso mental causado por...Nada...Era raro entenderlo, pero escuchar de nuevo la voz de la chica lo hizo regresar en sí, supuestamente, y le giró la mirada para sonreírle. -Ya veo, en verdad nos llevaremos bastante bien- Tomó un poco su lugar, y sin molestia lo levantó para acercarlo un poco más al de la chica -Nee nee Hikari~- Comenzó a susurrarle con señas de que se acercara como si quisiera contarle un secreto.

A pesar de poder olfatearla en todo momento, saber lo tímida que se sentía, era como estar casi con un árbol, tenía vida, pero se ponía rígido en su presencia. -¿Podrías compartir tú material conmigo?- Y le hace cara de puchero. -Como podrás ver, realmente no vengo nada preparada- Terminó por juntar sus manos frente su rostro y ladeo con una sonrisa juguetona y suplicante -Por favor, en la hora del almuerzo te lo recompensaré ¿Qué dices?-

En veces no era bueno confiar en las palabras de ese bastardo, solo era cosa de verlo, estaba de infraganti en el instituto como una CHICA!!! realmente tenía problemas en la cabeza y aun más, tener esas grandes habilidades de actor como para no ser descubierto.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
20/07/2014

Localización :
Nyan en otakulandia~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Hikari Hakushoku el Dom Jul 27, 2014 5:06 am

off rol:
ok~ asdsadads tengo que decirte que lo de nee nee hikari me recordó a un anime que vi X3

pd: adsasdasd no seas un demono malvado y no manipules demasiado a mi hikari (incluso yo me recuerdo al anime que vi .-.) con comida asdasdsad :3

Dispuesta a abrir su cuaderno por las últimas páginas preparada para matar el tiempo haciendo algún dibujo, Weiss la interrumpió, volviendo al a conversación que ya creía finalizada. Ella no se acomodaba con las conversaciones,  se liaba sin saber cuando terminaba una y empezaba otra, pero siempre se decía a si misma que no le prestara atención, aún siguiendo haciéndolo. En cuanto aquel demonio acercó su pupitre al suyo y le decía que sea acercara, ella se alerto un poco, haciendo que e estuviera aún más tensa de la inusual, pero intentó tranquilizarse, pues no había ningún peligro en acercarse, ¿no? Entonces ella se inclinó para poder oir lo que ella le quería decir como si fuera un secreto y al descubrir que ella no llevaba el material necesitado, empezó a meditar. ¿Realmente podría compartir su material con otra persona sin alterarse? No lo creía, pero tampoco quería rechazarla, ella necesitaba ayuda, y nunca había que dejar de ayudar a la gente, aunque costara hacerlo. Pero su actitud cambió totalmente en cuanto oyó la hra del almuerzo. El solo pensar en comida hacía que le rugiera el estómago, por lo que enseguida acerco un poco su pupitre al de Weiss para compartir el libro.

-Vale.

Ella ya no tuvo miedo en hablar, en vez de eso la comida cubría su mente, tirando cualquier nerviosismo o problema lejos de ella.  Ahora mismo si estuviera en su forma neko, podría esta moviendo alegremente la cola, sin importándole nada más que la comida. Pero en vez de mover la cola ya que estaba en forma humana, simplemente sonreía alegremente, ya ansiosa por la hora del almuerzo.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Dom Jul 27, 2014 11:13 pm

Spoiler:
Quiero saber que anime x'D Quizás lo vi por igual~~

Relájate, Weiss puede que por naturaleza sea un demonio, pero de ello tiene poco, y no creo que la chica inicie una pelea para ver realmente lo malo de este chico~ Él solo es travieso y en veces se puede pasar de la mano con sus bromas, pero es todo un caballero, un caballero manipulador para tener compañía~~~
-------------

No podía decir que estaba sorprendido por el cambio tan repentino de la chica, al contrario, le pareció interesante y fue como la señal de información. En verdad aquellos seres le daban curiosidad por el hecho de que de la nada se emocionaban por cosas tan simples. -Je, yo así era...- Pensó en alto para ponerse cerca de la chica, recargando su brazo y su codo en la mesa y su cabeza en la zurda para no quitarle la mirada de encima. -Ratonsita ¿Qué te gustaría comer? Puedo conseguirte algo de la cafetería, o ir por algo a una tienda cercana- Le propuso en búsqueda de más reacciones positivas de su parte.

Gracias a las habilidades del demonio, podría ir y venir sin problema, claramente, lo haría sin que lo vieran puesto que alarmaría a los observantes a causa de desaparecer y aparecer de la nada. Aun sabiendo que en el lugar no solo había humanos, él no acostumbraba a dejarse ver con tanta facilidad.

A pesar de ello, lo que más deseaba era poder conocerla mejor, saber que quería, qué hacía ahí, por qué se mostraba tan tímida y nerviosa. Seguro había todo un libro por leer de ella, y él deseaba con ferocidad pasar la vista en sus hojas. -Mira Hikari, ya comenzará la clase, si dicen algo, tranquila, yo escudaré de porque estamos así tee hee-

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Femenino
Monedas :
203

Fecha de inscripción :
20/07/2014

Localización :
Nyan en otakulandia~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Hikari Hakushoku el Lun Jul 28, 2014 6:23 am

off rol:
no creo que lo hayas visto, es el de special a~ ni siquiera me acuerdo como llegue a conocer que existia .-. asdasdasd aghpra mismo puedo ver cualquier anime que me digan, realmente no tengo vida .-. asdasd :3 ayer mi madre intentó que yo tuviera vida saliendo con unas chicas, pero más bien ellas se asustaron de mi (? y no lo digo en broma .-. (?

El sonido de la puerta abriendose y cerrandose indicaba la llegada de otro de los estudiantes, quien se sentó en uno de los pupitres aún vacios, en una concentración de personas, que parecía que estuvieran conversando sobre alguien, pues susurraban y lanzaban miradas hacía una pareja... aquella pareja de albinas, que destacaba en el fondo. Realmente su color de cabello y de ojos llamaba mucho la atención de los demás estudiantes, haciendo que estos se preguntaran y hablaran sobre ellas, aún si estas les podían oir.

A pesar de esto, Hikari no se daba cuenta. Su mente solo estaba llena del pensamiento de la comida, pues ella no tenía el suficiente dinero para comprarla, así que solo comía dos veces al día lo que se encontraba, y si lo compraba era lo más barato, y a decir verdad no es que estuviera delicioso lo que compraba.

En sus rostro se dibujaba una sonrisa, mirando alegremente a su compañera, a la cual ya no parecía tener miedo. Estaba llena de entusiasmo, sabiendo que hoy iba a poder comer algo decente. Nada más ella quería que llegara ya la hora del almuerzo, que acabara ya la clase, aún si no hubiera comenzado ya.

-Me da igual, lo que sea me vale.

Ella sabía que la comida de la cafetería estaba incluso mejor que la que ella compraba. Le daba igual lo que pudiera comer, mientras fuera comestible. E interrumpiendo sus pensamientos el profesor llegó al aula, y empezaron la clase de cálculo. Ella por primera vez estaba tranquila en una habitación llena de gente, pues tenía su mente en otra parte, pero gracias a su habilidad de estar atenta aún si estuviera dormida, atendía sin darse cuenta a la clase, escribiendo inconscientemente apuntes en su cuaderno.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nuevo usuario
Masculino
Monedas :
32

Fecha de nacimiento :
24/09/1994

Edad :
23

Fecha de inscripción :
16/07/2014

Localización :
Perdidos en el espacio~~~

Ver perfil de usuario

Mensaje por Aion - Weiss el Sáb Ago 23, 2014 2:02 pm

Spoiler:
Special A, siiii, me divertí bastante viendo ese animé, y como me gustaban los hermanos y la tipa acosadora *No recuerda mucho, pero lo vio.

Oh vamos, sea como seas, tu pide que te dejen ser, pero todo con medida

Aquel cambio de actitud por parte de la menor hacía que se emocionara y pensara bastante en que cosa podría conseguir para hacer disfrutar el paladar de la chica. Claramente, lo primero que viajó a su mente eran las cosas que lógicamente a él le gustaban, carnes, estofados, sopas, dulces, panesillos, postres, vah! Divagó.

Enseguida regresó al frente, prestando atención al profesor y fue ahí donde notó algo que le disgustó –Pero que horror!- Exclamó en alto al tiempo de que se ponía de pie de su mismo asiento haciendo ligero estruendo con el mueble -¿En verdad se cree profesor de cálculo?- Le retó señalándole una de las formulas recién anotadas en la pizarra -¿Cómo planea que aprendan estas jóvenes mentes cuando se les presenta un formulario mal estructurado? Si ellos lo aprenden de esa forma simplemente estarán mal en todo lo que contesten- Y sin más se encaminó al frente para arrebatarle el gis al profesor y borrar el mal dato y apuntar la corrección. –Lo ve, se hace de esta forma, así no producirá un error de cambio en cuanto a las entradas y salidas de números- Le declaró al contrario, que sin duda se quedó algo sorprendido por la rudeza del chico.

Aun así, no regresó a su lugar, al contrario, se dispuso a mostrarse ante la clase y comenzar a explicar el por qué de lo que decía y como se debía usar. Como era de esperarse, supo a la perfección como pasar esa información al resto de menor conocimiento de un modo simple y que pudieran entender. Era cálculo avanzado, pero eso no lo sabía, simplemente les daba las instrucciones como si se tratara del profesor. Si, los años le habían dado la oportunidad de aprender muchas cosas, y como un pequeño “genio” estas cosas eran necesarias cuando quería arreglar sus cosas. –Y bien…Solo es eso, con esto pueden impedir que les hagan perder dinero si tienen un negocio- Terminó por sonreír tiernamente siguiendo su porte femenino.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.